Concentración contra la Reforma de la Ley de Ciencia.

Concentración contra la Reforma de la Ley de Ciencia.

El gobierno propone reformar la Ley de Ciencia para eliminar el contrato de acceso especial para postdocs (art. 22) e incluir un modelo nuevo de contratación (acceso de incorporación) con la excusa de promover la estabilidad del personal investigador postdoctoral. Creemos que su objetivo acaba perjudicando mucho más al personal investigador postdoctoral por las siguientes razones:
1) El modelo de contratación nuevo no se puede aplicar a distintas figuras postdoctorales (como las Juan de la Cierva o las Ramón y Cajal), sino que crea una figura propia aunque no se diga explícitamente. Por lo tanto, esas figuras postdoc que ya existen (como los Juan de la Cierva) no podrán beneficiarse de las ventajas del modelo de contratación del artículo 22, como el derecho a equiparación salarial con aquellos/as postdocs que ganen más (como está dispuesto en el artículo 22.1.d actualmente).
2) La figura del nuevo contrato de acceso viene a sustituir a la figura de Científico Titular (CT) en OPIS. La figura de CT es una figura funcionarial, dentro de convenio, con derechos consolidados como el de percibir complementos salariales (sexenios, quinquenios, trienios, etc.), con salarios sin pérdida de poder adquisitivo, etc. La figura de incorporación que se propone sería laboral fija, no funcionarial, fuera de convenio y no se especifica que el contrato sea indefinido (de hecho, hay una evaluación 4 años después del inicio del contrato donde se corre el riesgo de que te echen si no se aprueba la evaluación). Por supuesto, hay que olvidarse de cobrar complementos salariales. Creemos que esta figura nueva que sustituye a CT es una figura más vulnerable y con menos derechos consolidados que la figura de CT.
3) Desde el SAT proponemos que la solución pasa por la estabilización real (esto es, indefinida) del personal investigador postdoctoral a través de figuras estables con derechos consolidables y dentro del convenio. Estas figuras ya existen tanto en OPIs (Científico Titular) como en Universidades (Profesor Contratado Doctor o Profesor Titular) y creemos que no tiene sentido inventarse figuras nuevas ni experimentar con la estabilidad del personal postdoctoral.

Por todo ello animamos al personal investigador laboral (predoc y postdoc) de la UGR a acudir el día 15 a las 18:00 a la delegación del gobierno (C/ Gran Vía) a luchar por su presente y su futuro, dejando claro al gobierno que no queremos figuras nuevas, queremos la estabilidad, la seguridad y los derechos que nos merecemos.
Sección Sindical PDI – UGR

Desde SAT Universidad de Granada apoyamos la convocatoria de concentración propuesta por Marea Roja el próximo jueves 15 de abril en varias ciudades del estado contra la reforma de la ley de ciencia propuesta por el gobierno. Nos vemos a las 18:00 en la Subdelegación del Gobierno (C/ Gran Vía), Granada.

Nos gustaría pediros vuestro apoyo para esta concentración el jueves 15 a las 18:00.

SAT Granada.

Sección Sindical PDI – UGR

SOBRE LA PROPUESTA DE CARRERA INVESTIGADORA DEL MINISTERIO DE CIENCIA.

SOBRE LA PROPUESTA DE CARRERA INVESTIGADORA DEL MINISTERIO DE CIENCIA.
pexels-photo-6238052.jpeg
Photo by Gabby K on Pexels.com


El gobierno de coalición ha propuesto recientemente un modelo de carrera investigadora, algo que se viene reclamando desde el sector investigador postdoctoral y predoctoral desde hace tiempo. Lamentablemente, la propuesta del gobierno no puede estar peor articulada: mantiene todo lo malo del sistema actual (temporalidad, inestabilidad, etc.) y añade un extra de vulnerabilidad.
La propuesta de carrera investigadora actualmente ofertada por el gobierno, basada en su idea de un “contrato de consolidación” al final del periodo postdoctoral, no aporta nada bueno y viene a modificar la ley de ciencia para condenar legalmente al personal investigador afectado a la inestabilidad que sufre hoy. Primeramente, es lamentable que la propuesta del gobierno sólo se aplique a centros de investigación y no a universidades, ya que esto crea va a crear un abismo insalvable entre ambas instituciones. Si ya ahora la movilidad entre centros y universidades está entorpecida, una separación tan drástica entre ambas carreras laborales va a suponer un problema para el sistema investigador del estado español.


La propuesta del gobierno de carrera investigadora, incluyendo el contrato de consolidación, no viene a paliar los problemas de temporalidad y falta de horizonte, sino que los empeora más: primero, el gobierno mantiene la carrera laboral en un número mayor de 10 años, como está ahora. Esto no supone ningún avance, ya que mantiene la temporalidad y precariedad actuales. Lo que hace además es empeorar las condiciones de estabilización de los investigadores, porque en su propuesta el gobierno no obliga a los centros a contratar a los investigadores que han sido evaluados positivamente tras el periodo del contrato de consolidación. Una solución seria es la de obligar a contratar a investigadores que llevan 13 años encadenando contratos temporales, algo que este gobierno no parece estar dispuesto a defender.


En conclusión, esta propuesta de carrera investigadora no soluciona nada y mantiene la precariedad existente, creando a la vez una brecha entre personal investigador de OPIs y de universidades. Una defensa de la investigación pasa por dotar de derechos básicos y de una carrera laboral digna al personal investigador predoctoral y postdoctoral. Ya vemos que este gobierno, que se dice progresista, en realidad no ofrece ninguna solución a la situación actual de los/as postdoctorales. El Sindicato Andaluz de Trabajadores seguirá en pie de guerra denunciando la situación actual de desamparo y los errores del gobierno, y seguirá luchando por una carrera laboral digna para el personal investigador.

pexels-photo-6238056.jpeg
Photo by Gabby K on Pexels.com

SAT – UGR

Sección Sindical del PDI

ESTUDIO SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL PDI DE LA UGR ANTE LA COVID-19

ESTUDIO SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL PDI DE LA UGR ANTE LA COVID-19

La sección sindical del SAT-PDI en la Universidad de Granada (UGR) ha llevado a cabo una investigación para conocer la situación actual del personal docente e investigador (PDI) de la propia universidad. El estudio, que se ha realizado de modo virtual, ha tenido por objetivo sondear la situación laboral del PDI en este curso 2020/2021 a raíz del impacto que está teniendo la pandemia global Covid-19 en la carrera profesional, así como las respuestas y medidas tomadas por los organismos políticos y universitarios al respecto. A continuación se detallan las principales conclusiones del estudio y algunas declaraciones de la profesora Pechi Murillo, delegada sindical del SAT-PDI laboral de la UGR, como voz más representativa del sindicalismo combativo.

Con una participación de más de un centenar de personas pertenecientes al PDI, lo que consideramos una muestra que, sin ser excesiva, sí debe ser considerada como representativa, de las personas participantes, exactamente el 50% del total, son personal con contratos permanentes (Profesorado Contratado Doctor, Titulares o Catedráticos y Catedráticas); mientras que un 36,4% corresponde a personal laboral no estabilizado (postdoctorales y Ayudantes Doctores/as) y un 13,6% son personal contratado predoctoral. Con una mayoría de participantes procedentes de la Facultad de Filosofía y Letras, también encontramos personas que han respondido a esta investigación que proceden de diferentes centros: Facultad de Ciencias, Facultad de Traducción e Interpretación, Escuela Técnica Superior de Ingenierías Informáticas y Telecomunicación, Facultad de Ciencias de la Educación, Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, Facultad de Farmacia, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Facultad de Derecho, Facultad de Bellas Artes y Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte; es decir, prácticamente contamos con participantes de sectores pertenecientes a los diferentes centros de trabajo de la UGR.

El primer bloque de preguntas tuvo la pretensión de conocer la satisfacción del personal docente e investigador respecto a la información recibida y las medidas tomadas tras los diversos decretos relacionados con la pandemia covid-19. De los resultados obtenidos, un 26,3% de las personas participantes suspende a la UGR ante la pregunta de si la institución ha proporcionado herramientas y formación suficiente para afrontar las distintas situaciones relacionadas con la docencia que se están dando con la pandemia. Por otra parte, el 18,2% sí se muestra altamente satisfecho. Y es el gran bloque, representado por un 55,5% del PDI, el que se manifiesta como ambiguo o favorable al respecto.

Picasso

Pregunta a Pechi. ¿Cuál es tu visión específica respecto a las herramientas tecnológicas para afrontar la situación de la pandemia?

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que las herramientas tecnológicas en la Universidad eran ya deficientes antes de la pandemia. La firma de un contrato con la Universidad no siempre conlleva que se le proporcione un ordenador al trabajador/a y hay casos de contratos predoctorales que no solo es que no reciban un ordenador, si no que ni siquiera se le otorga un espacio de trabajo. Los ordenadores son la herramienta de trabajo básica en la Universidad y estas deben de correr a cargo de la empresa, ni de los proyectos de investigación, ni de la buena voluntad de los directores o directoras de los departamentos. Con la pandemia la situación ha empeorado radicalmente: Se han dado situaciones de profesorado a quien no le han permitido trasladar el ordenador de su despacho a su domicilio y en líneas generales se le ha exigido al PDI que teletrabaje con sus medios personales, en muchas ocasiones compartidos con otros miembros de la familia, en ocasiones sin espacios de trabajo adecuados, sin dotarlo de la formación ni los accesorios necesarios (cámaras, micros, altavoces) y asumiendo el trabajador tanto los gastos de electricidad e internet como de las propias herramientas de trabajo. Y esta situación es sin duda más grave para los sectores del PDI más precarios.

Sobre las medidas sanitarias tomadas ante el avance de la pandemia (prevención, higiene, mascarillas, distancias) e incluyendo qué hacer en caso de contagio, la mayoría considera que tiene información más que suficiente (52,8%), seguidos de aquellos que consideran tener algo de información aunque no suficiente (44,4%) y prácticamente residual los participantes que opinan que no tienen ningún tipo de información (2,8%). Esto contrasta con las respuestas dadas acerca de si los respectivos centros están preparados a nivel docente para las medidas ante la convid-19, ya que un 80,9% consideran que aunque se han tomado algunas medidas, éstas son insuficientes y consideran que quedarían diversos aspectos a mejorar. Ante la misma pregunta, pero referida a la situación en cuanto a la investigación, un 10% consideran que no se han tomado medidas suficientes, un 56,4% manifiesta que aunque se han tomado algunas medidas siguen siendo insuficientes y quedarían cosas por mejorar, sólo un 10% piensan que todo es excelente, quedando un amplio espectro, el 23,6%, que no sabe, no contesta o no puede opinar al respecto.

Ante la pregunta abierta de qué mejoras se proponen, hay una gran mayoría, un 78%, que alude a la necesidad de mejorar los equipamientos, materiales e infraestructuras para la docencia online, pidiendo webcams que funcionen, micrófonos y altavoces e incluso la contratación de más personal técnico de apoyo para ayudar con los equipos informáticos, habiendo incluso quien propone que la universidad abone parte de los costes de conectarse a internet desde casa para trabajar.

En segundo lugar, el siguiente bloque de demandas que se realiza en el estudio, se ha centrado en las medidas específicas de higiene y limpieza de los centros de trabajo, incluyendo aulas y laboratorios, y la instalación de hidrogeles desinfectantes, que parecen ser deficientes en la mayoría de los centros. Sirva como ejemplo una de las respuestas recibidas: “Que se instalen en todas las aulas de docencia los medios necesarios para la retransmisión simultánea para no tener que aportar medios propios. Que se nos proporcione los EPIs necesarios y no una mascarilla a la semana, totalmente insuficiente según las especificaciones técnicas de los propios equipos”.

Pregunta a Pechi: ¿Cuál es tu consideración al respecto de los decretos, medidas de prevención y/o sanitarias?

Aunque es cierto que no se detectaron brotes importantes en las primeras semanas de clase, las medidas de seguridad fueron insuficientes. Resulta disparatado que se proporcionara sólo una mascarilla semanal al PDI y que la solución para la ventilación en las aulas fuera un genérico ‘abran ustedes las ventanas’, cuando ni todas las aulas cuentan con buena ventilación ni en pleno enero en Granada se puede estar con las ventanas abiertas sin considerar en ningún momento una inversión en sistemas de purificación del aire. Claro que al haber tenido prácticamente todo el cuatrimestre las clases online esta deficiencia en las medidas sanitarias no se ha advertido mucho, sí en cambio las deficiencias pedagógicas de una enseñanza online. En cualquier caso tampoco se observa que haya una planificación clara, con cambios de timón constantes: primero exámenes presenciales, luego exámenes online… Después de haber tenido una docencia online durante todo el cuatrimestre no parecía muy lógico exigir que los exámenes fueran presenciales y movilizar a 50.000 estudiantes a que volvieran de sus ciudades de origen a examinarse a Granada precisamente en un momento en el que lo que se pide es que se reduzca el movimiento. Bajo estos cambios, defendemos la necesidad de reducir las ratios del alumnado y aumentar la contratación de profesorado.

PDI foto

Pregunta a Pechi: ¿Cuáles son las medidas de mejora necesarias que debería tomar la UGR?

La UGR tiene que poder garantizar que las clases sean presenciales, como han seguido siendo en muchas otras universidades, en los colegios y en los institutos, y que la presencialidad sea segura. Para eso, aparte de acondicionar los espacios y ofrecer medidas (filtros de aire, gel y mascarillas como mínimo diarias) es indispensable la contratación de personal que permita desdoblar grupos y contar con la mitad de aforo en las aulas. Pero no porque se haya quedado la mitad del alumnado en casa y en la práctica estén recibiendo el 50% de la docencia, eso no es más que una chapuza, si no porque haya personal suficiente para atender a grupos con un 50% del aforo. Así como no puede exigir que el personal de baja por covid continúe con clases virtuales, ni que esas clases las asuma ‘voluntariamente’ un compañero o compañera de departamento. Debe tener una lista de sustitutos ya evaluada disponible para una rápida sustitución en situaciones de baja. Y en caso de que la pandemia obligara a una docencia virtual, tiene que facilitar la formación, las herramientas y los espacios necesarios para poder desarrollarla. El teletrabajo necesita de una mayor regulación tanto en horas de trabajo como en asunción de los costes.

El segundo bloque de preguntas del estudio, ha tenido la finalidad de indagar en el conocimiento que el PDI de la UGR tiene respecto a sus derechos laborales. Aunque una mayoría considera que sí se cumplen estos derechos (el 55,9%), o que sí se cumplen pero sólo en algunos sectores (43,1%; solo 1 persona considera que no se cumplen en absoluto), apenas el 21,8% afirma conocer todos los documentos legales que regulan los mismos (Estatuto de los trabajadores, Estatuto de Personal Investigador, Convenio de PDI de Universidades Andaluzas etc.). La gran mayoría del PDI participante, un 51,8 %, ha manifestado que conocen dichas normativas pero apenas las han consultado. Un 17,3% afirman no haber consultado nunca ningún documento respecto a la situación laboral, e incluso un 9,1% afirma desconocer por completo la existencia de la legislación que regula sus derechos laborales. La totalidad de los participantes que componen el grupo del personal fijo y/o funcionario conoce estas regulaciones, con sólo una excepción, pero sin embargo, el 32,3% del personal laboral, sustitutos interinos o de los contratados de investigación pre y posdoctorales afirman desconocer por completo sus derechos laborales o bien no haberlos consultado nunca.

Pregunta a Pechi: A la situación del desconocimiento del PDI de sus derechos laborales, ¿por qué ocurre esto?, ¿cómo debería de actuar el SAT para lograr acciones encaminadas a que el PDI se forme en el conocimiento de sus derechos laborales?

Es una tragedia que el personal, y especialmente el personal más precario no conozca que existe una normativa que regula sus derechos o no la haya consultado nunca. Es evidente que no se puede reclamar ni mejorar lo que no se conoce. Una parte de la situación creo que se explica por la excesiva fragmentación contractual de las universidades, hay tantas modalidades de contratos que es fácil que el personal no sepa lo que le corresponde a unas y a otras. Esto es un lastre con el que habría que acabar. Pero también hay una parte de responsabilidad por parte de los sindicatos, que deberían tratar de facilitar esta información a los distintos colectivos, aunque no es tarea fácil, desde la sección sindical de PDI laboral hemos intentado organizar cursos de formación precisamente con este tipo de contenido y nos hemos encontrado con infinidad de trabas por parte de la Universidad. Tanto la fragmentación (que suele conllevar una mayor precarización) como la ignorancia en derechos laborales es algo que les viene muy bien.

La pandemia parece haber hecho mella en la situación laboral del PDI de la UGR. Aunque un 40% consideran que sus derechos se cumplen igual que antes de la pandemia, un 48,2% afirman que sus derechos han empeorado (el resto no se manifiesta al respecto, ya sea por desconocimiento o porque no estaban trabajando en la UGR antes de la pandemia). En este caso hay un reparto equilibrado entre personal fijo/funcionariado y personal no estabilizado en cuanto al cambio de las condiciones laborales con la pandemia, lo cual además no quiere decir en ningún caso que sus condiciones antes del covid-19 fuesen las ideales.

Merece la pena también que expongamos algunos de las participaciones que hemos recibido acerca de qué manera la pandemia ha afectado a los derechos laborales. La mayoría insisten en un aumento de las horas de trabajo, la ausencia de equipos técnicos o las necesidades de atención individualizado al alumnado. Así hay quien afirma que: “la UGR no ha contemplado qué medios técnicos necesita el profesorado para el teletrabajo desde casa. Se ha asumido que todos tenemos infraestructuras y equipamiento necesario, pero puede no ser el caso”.

Gioconda

Otro de los participantes sostiene que: “son muchas más horas con el teletrabajo. Se necesitan medios en el hogar para poder trabajar (un despacho o cuarto propio, un buen nivel de internet, un equipo informático adecuado, etc.) que no los proporcionan en el trabajo”.

Y en este mismo sentido, otro de los participantes especifica que “el teletrabajo no respeta los horarios de trabajo, con jornadas que se alargan mañana, tarde y noche. No me han proporcionado ningún equipo informático. Han incrementado mis gastos de electricidad. No tengo fácil acceso a material bibliográfico.

Resulta también importante señalar que en muchas de las respuestas recibidas se insiste en que toda esta nueva situación está afectando, fundamentalmente, a la investigación, ya que la multiplicación de horas de trabajo se destina siempre a las necesidades docentes. De hecho hay quien reivindica, con cierta aflicción, que: “nunca ha habido una distribución “humana” entre horas de docencia, de investigación y de gestión (labor que tiene cualquier PDI), ahora se ha multiplicado todo por un número indefinido que nadie sabe calcular. La labor docente se está comiendo el 100% de nuestra actividad dejando a un lado la investigación. Además, no hay una sana separación entre vida privada y vida profesional por lo involucrado que está la familia en mis horas de clases (no se puede entrar en mi cuarto o hablarme, no se puede conectar nadie durante mis horas de clase por si se cae la conexión y viceversa).”

Para finalizar, otro de los bloques del estudio ha tenido la finalidad de conocer aspectos más específicos relaciones con el derecho a percibir diversos complementos salariales (trienios, quinquenios y sexenios) tanto relacionados con la docencia como con la investigación. El 62,7% de los participantes ha manifestado conocer estos derechos laborales, mientras que un 27,3% en cambio los desconoce. Por otro lado, un 7,3% no tiene derecho a ellos pero les parece lo normal dada la situación. Lo que sí parece más rotundo, es la consonancia de los participantes ante la pregunta de si consideran justo que la UGR no reconozca ciertos complementos como los trienios al personal temporal investigador y sí les sean reconocidos al personal temporal docente. Al 63,3% les parece totalmente injusto y piensan que debería equipararse como ocurre con otras universidades, el 33,9% no se manifiestan al respecto porque no tienen información suficiente al respecto, y un residual 2,8% opina que sí es justa esta situación porque son situaciones laborales diferentes.

Pregunta a Pechi. ¿Cómo se debería equipar los complementos de los derechos laborales ante las diversas situaciones profesiones?

Las Universidades son uno de los sectores de la Administración Pública con más discriminación (si no el que más) de su personal laboral temporal. Los investigadores laborales no tienen derecho a percibir trienios (pero los docentes laborales sí) cuando los trienios lo que reconocen es la antigüedad en la administración, independientemente del trabajo desempeñado ¿por qué un profesor asociado puede cobrarlos pero un Ramón y Cajal no? ¿qué justifica eso? Esto es algo que no ocurre en ninguna otra administración. Lo mismo pasa con los quinquenios (complementos por docencia) y los sexenios (complementos por investigación). El personal indefinido puede cobrarlos pero el laboral temporal no, lo cual supone una clara violación del derecho a la igualdad y la no discriminación que deben respetar todos los convenios colectivos. Es indignante que un convenio colectivo que discrimina claramente al personal laboral temporal fuera firmado por los grandes sindicatos CCOO y UGT. Ahora una sentencia del Tribunal Supremo acaba de reconocer esta discriminación que llevamos años denunciando pero ¿qué pasa con todas las pagas no percibidas por no haber podido pedirlos en años anteriores? Deberían reclamarse también. Este y todos los derechos, en la Universidad como en la Administración Pública en general, el personal temporal laboral debe estar equiparado en derechos al personal funcionario. Esto es lo que hemos defendido siempre y lo que seguiremos defendiendo.

Finalmente, de forma complementaria, porque el SAT-PDI está siempre en lucha contra las desigualdales, un apartado del estudio se ha centrado en aspectos relacionados con la discriminación sexual, sobre las que conviene reflexionar y profundizar de manera inmediata. Ante la pregunta de si hay en los centros de trabajo discriminación sexual o acoso machista en cualquiera de sus formas. Un 44,9%, casi la mitad, ha optado por la opción de no ser consciente de desigualdades por razón de sexo y/o género. Mientras que un 13,1% prefiere no manifestare al respecto, un 16,8% afirman que no hay discriminación ni acoso haciendo llegar una postura que sostiene que en la UGR prima el ambiente de igualdad y respeto. Frente a ello, un 25,2% han optado por manifestar de forma clara que sí hay discriminación y acoso.

Pregunta a Pechi: ¿Discriminación sexo/género?

Aunque se ha avanzado en algunos aspectos, por desgracia la Universidad es un espacio en el que siguen operando muchos mecanismos machistas y existen todavía muchas carencias: no hay planes de igualdad en los departamentos, los horarios no posibilitan la conciliación familiar, con turnos de mañana y tarde en ocasiones hasta las 21.30 de la noche, que cambian de un cuatrimestre a otro… y como los horarios se eligen por jerárquico orden, los catedráticos (y hablo en masculino, que son la mayoría) tendrán siempre los mejores tramos horarios mientras que los peores recaerán siempre en el personal más precario, que suele ser el más joven y que si tiene hijos o hijas hace imposible la conciliación. Desde el SAT llevamos tiempo pidiendo la creación de guarderías en la Universidad, como tienen el resto de Universidades andaluzas. La UGR es a día de hoy la única universidad andaluza que no cuenta con centro de, teniendo algunas universidades incluso una guardería por campus! Algo así facilitaría en gran medida la conciliación. También podría mejorarse el protocolo de acoso, que a día de hoy resulta bastante genérico, y sería deseable que todo el personal tuviera, de forma sistemática, una formación anual en igualdad como hacen otras universidades europeas. Creo que este tipo de iniciativas ayudarían a evidenciar todos los mecanismos y actitudes machistas con los que seguimos conviviendo.

Sección Sindical en la UGR

SAT – PDI (Profesores Docentes Investigadores)

Solicitud de sexenios por parte de PDI temporal en la UGR

Como sabréis una reciente sentencia del Tribunal Supremo reconoce lo que desde el SAT llevamos tiempo denunciando: que el convenio colectivo del PDI laboral de las Universidades Públicas de Andalucía, firmado por CCOO y UGT, supone una discriminación para el pdi laboral temporal (docente e investigador) puesto que no permite la solicitud de quinquenios y sexenios y especialmente flagrante es la discriminación del personal investigador a quien ni siquiera se le reconocen trienios.

Tan clara es la sentencia que como respuesta a la misma, la ANECA deja la pelota en el tejado de las Universidades y manifiesta su disponibilidad para evaluar las solicitudes del personal laboral no permanente en esta misma convocatoria, como ha declarado públicamente en su boletín de noticias del 01 de febrero de 2021:

“La Agencia es consciente de que el proceso de negociación de las universidades y las comunidades autónomas para la evaluación anteriormente mencionada aún no ha terminado y, queriendo anticiparse, les ha trasladado la disponibilidad de ANECA para formalizar las solicitudes de evaluación” (Aneca al día, n. 18, p. 4).

Para que la ANECA formalice la solicitud de evaluación: “Cada universidad enviará el listado del profesorado laboral no permanente propio que deba ser evaluado. ANECA evaluará solo al profesorado que aparezca en el listado que las universidades hayan enviado” (Aneca al día, n. 18, p. 4).

Por ello, desde la sección sindical del PDI laboral del SAT:

1. Hemos solicitado a la rectora, Pilar Aranda, que en aras de respetar el derecho a la igualdad y la no discriminación, la Universidad de Granada contacte de forma urgente con la ANECA y solicite que se evalúe la actividad investigadora de la totalidad del personal laboral no permanente de la UGR.

2. Asimismo animamos a todo el personal laboral temporal a que solicite los sexenios, enviando copia del formulario de solicitud tanto al servicio de pdi como a la propia rectora con el siguiente escrito:

Solicitud sexenios.

“A la atención de la Magnífica Rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda

La Dra.___, con DNI ___ y domicilio a efectos de notificaciones en _____,

EXPONE

Que desde el ____ es miembro del personal docente e investigador de la UGR con un contrato laboral no permanente y cuenta con méritos de investigación suficientes para solicitar sexenios.

Que en la presente convocatoria de sexenios la ANECA ha manifestado su disponibilidad para evaluar las solicitudes del personal laboral no permanente, como ha declarado públicamente en su boletín de noticias del 01 de febrero de 2021:

“La Agencia es consciente de que el proceso de negociación de las universidades y las comunidades autónomas para la evaluación anteriormente mencionada aún no ha terminado y, queriendo anticiparse, les ha trasladado la disponibilidad de ANECA para formalizar las solicitudes de evaluación” (Aneca al día, n. 18, p. 4).

Que para que la ANECA formalice la solicitud de evaluación: “Cada universidad enviará el listado del profesorado laboral no permanente propio que deba ser evaluado. ANECA evaluará solo al profesorado que aparezca en el listado que las universidades hayan enviado” (Aneca al día, n. 18, p. 4).

SOLICITA

Ser incluida en el listado del profesorado laboral no permanente que la Universidad de Granada traslade a la Agencia para su evaluación.”

Firma

Desde el SAT seguiremos luchando por los derechos del personal laboral temporal para que de una vez por todas se acabe con esta discriminación tanto en materia de sexenios y quinquenios como de trienios.

Vídeo del Taller Virtual sobre el contrato posdoctoral Juan de la Cierva- Formación e Incorporación. SAT-PDI

Vídeo del Taller Virtual  sobre el contrato posdoctoral Juan de la Cierva- Formación e Incorporación. SAT-PDI

El martes 22 de diciembre a las 10:00 se desarrolló un taller virtual donde miembros del SAT-UGR expusieron las características del proceso de solicitud del contrato posdoctoral Juan de la Cierva- Formación e Incorporación. Además se expusieron algunas de las luchas del colectivo Juan de la Cierva para reclamar subidas salariales. @InvConDerechos.

Taller virtual PDI-UGR del SAT

WhatsApp Image 2020-12-21 at 11.36.44

El próximo martes 22 a las 10:00 tendremos un nuevo taller virtual donde miembros del SAT-UGR expondrán las características del proceso de solicitud del contrato posdoctoral Juan de la Cierva- Formación e Incorporación. Además expondremos algunas de las luchas del colectivo Juan de la Cierva para reclamar subidas salariales. Se compartirá el enlace de la sesión a través de las redes sociales del SAT Granada (Facebook) y twiter del SAT Universidad de Granada @InvConDerechos.

¡Allí os vemos! ¡Información formación y acción!
¡Investigando con derechos!

POR UNA DOCENCIA DIGNA: AULAS SEGURAS, VIRTUALIDAD CON MEDIOS.

POR UNA DOCENCIA DIGNA: AULAS SEGURAS, VIRTUALIDAD CON MEDIOS.

Profesoras y profesores de la Universidad de Granada, militantes de la sección sindical del PDI del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras, se han concentrado durante la mañana del miércoles en la puerta del rectorado de la UGR para exigir unas condiciones docentes dignas, una mayor seguridad en las aulas a las que esperan retornar pronto y unas condiciones de virtualidad que cuente con medios informáticos y formativos suficientes tanto para docentes como para estudiantes. La concentración ha venido a sumarse a la convocatoria estatal de huelga universitaria y ha contado con el apoyo de distintos colectivos de estudiantes, ya que consideran que las protestas de unos y otros deben ir de la mano. Los y las docentes han clamado contra la avalancha de recortes y el aumento imparable de la precariedad en sectores laborales del PDI, se han quejado de la falta de instalaciones y la insuficiencia cuando no directamente ausencia de equipos técnicos para impartir clases online; han señalado la relajación que hay con ciertas medidas sanitarias -como una única mascarilla a la semana, grupos de estudiantes que son demasiado numerosos o ventilaciones en ciertas aulas que son deficientes -y han pedido una mayor contratación de personal en todas las áreas, bolsas de sustitutos y sustitutas ya evaluados para cubrir las eventuales bajas a la mayor celeridad posible.

Aunque las quejas iban dirigidas inicialmente a los actuales dirigentes de la Junta de Andalucía que tomaron la decisión de cerrar las clases para la docencia presencial la semana pasada, no han olvidado en sus proclamas dirigirse contra la rectora Pilar Aranda y el resto del equipo de gobierno de la Universidad de Granada por unas medidas que consideran totalmente insuficientes además de llegar con enorme retraso; así como tampoco han olvidado señalar a los dirigentes del Ayuntamiento de la ciudad ya que, según señalan, la mayoría de los contagios entre los universitarios no se han producido dentro de las instalaciones académicas, sino fuera de ellas, en los lugares de ocio, ante los que no se ha actuado cuando se debía.

En definitiva, una protesta de los profesores y profesoras docentes e investigadores que, junto con las movilizaciones del pasado viernes por parte de los y las estudiantes y otras numerosas quejas de otros sectores de Administración y Servicios, viene a incidir en la precariedad en la que se encuentra una universidad que necesita ser defendida, ahora más que nunca, para garantizar una docencia digna y una investigación con derechos.

Sección Sindical.

Personal Docente Investigador.

Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras (SAT- PDI).

VACÍAN NUESTRAS AULAS PERO MANTIENEN SUS NEGOCIOS LLENOS. Concentración en la Puerta del Rectorado Miércoles 21 a las 12:00 h.

VACÍAN NUESTRAS AULAS PERO MANTIENEN SUS NEGOCIOS LLENOS. Concentración en la Puerta del Rectorado Miércoles 21 a las 12:00 h.

COMUNICADO AL PERSONAL DOCENTE E INVESTIGADOR DE LA UGR.
Concentración en la Puerta del Rectorado Miércoles 21 a las 12:00
VACÍAN NUESTRAS AULAS PERO MANTIENEN SUS NEGOCIOS LLENOS.
LA JUNTA EJECUTA SUS POLÍTICAS CONTRA LA UNIVERSIDAD PÚBLICA ANTE LA IMPASIBILIDAD E INACCIÓN DEL GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD

Desde el SAT-PDI de la UGR queremos manifestar nuestro absoluto rechazo a las medidas tomadas por el gobierno andaluz para la cancelación de las clases presenciales en la Universidad de Granada., señalando con ello como culpables del incremento de casos de Covid 19 a la comunidad universitaria, cuando nadie ha demostrado que así sea.

La curva de contagios lleva semanas creciendo, toda Granada era consciente del incremento y nadie tomaba ninguna medida. Cerrados los plazos de matriculaciones en grados y posgrados, con las rentas de alquileres aseguradas y los pagos de colegios mayores, academias y gimnasios ya hechos, el gobierno de la Junta de Andalucía ha determinado el cierre de las clases presenciales como si el coronavirus solo se pudiera contagiar en las instalaciones de la UGR o mientras acudimos a ellas. Y ante todo esto, tenemos un impasible gobierno universitario al que llevamos reclamando medidas desde el finales del curso anterior, y que a día de hoy no es capaz de garantizar la seguridad en las instalaciones universitarias frente a los ataques de la Junta: muchas de las aulas están masificadas y no cumplen con las condiciones de ventilación requeridas; las mascarillas para el PDI y el PAS son escasas ¡¡nos dan sólo 1 mascarilla a la semana para quienes trabajamos en la UGR, mientras en otros servicios públicos reciben 1 al día!!; los Servicios de Limpieza y de Salud y Prevención de Riesgos Laborales de la UGR están desbordados contando con un personal claramente insuficiente. En definitiva, 9 meses después de la llegada de la pandemia a nuestro país, no se han previsto medidas urgentes como contratar PDI y PAS, medios para el teletrabajo, y cámaras de video y micrófonos en todas las aulas para posibilitar la docencia simultánea online-presencial.

En cualquier caso, no se han notificado grandes contagios masivos producidos en las instalaciones universitarias, pero son a las primeras a las que se señala mientras vemos vergonzosas imágenes de la situación en discotecas, pubs y botellones. Los autobuses siguen circulando por los campus universitarios masificados de estudiantes y personal de la UGR, y el Ayuntamiento ni siquiera se ha planteado reforzar este servicio.

No nos negamos a que se cerrara la UGR si se considerara necesario en función de los datos y para reducir los riesgos de contagio, pero creemos que antes que tomar esta medida extrema y lesiva para el estudiantado, tendrían que haberse tomado otras medidas mucho más importantes donde realmente se están dando los incumplimientos flagrantes de distancia social y medidas de seguridad. Exigimos que se revise la apertura de las discotecas y los pubs más caros de la ciudad donde hemos visto las imágenes más indignantes. Aunque a estos lugares acuden una minoría de estudiantes de la UGR (básicamente porque la inmensa mayoría no puede pagar esos precios), se ha señalado a la comunidad universitaria como la responsable de los contagios eximiendo de toda responsabilidad a la patronal del ocio nocturno, al Ayuntamiento y a la propia Junta que deberían haber controlado el desmadre en lugar de promoverlo con su apuesta continua por el turismo masivo.

Las rencillas políticas entre rectorados universitarios, delegaciones, consejerías y presidente de la Junta de Andalucía no pueden acabar conduciendo a que se tomen medidas de cierre de la universidad de Granada sin que medie negociación ni solicitud de información. Cerrar las clases sin negociación ni consenso con las propias instituciones de gobierno de la Universidad es una medida autoritaria, desproporcionada y disparatada, solo a la altura de querer cerrar los parques a los niños y niñas de nuestra ciudad.

No puede tirarse por la borda el esfuerzo del alumnado por matricularse en una universidad que se define como presencial para no garantizarles sus derechos formativos. No puede despreciarse el esfuerzo del profesorado por preparar clases para grupos reducidos, sesiones asíncronas, materiales para quienes no asisten, tutorías online, etc. A pesar de que las administraciones sabían que esto podía pasar, no se ha previsto que la docencia garantice la calidad exigida, ni docentes ni estudiantes contamos con los medios técnicos, y se deberían haber blindado frente a estas situaciones las materias cuya formación exige presencialidad, contacto con materiales y equipamiento científico-técnico.

Hace falta personal sanitario, personal para rastrear contagios, personal de limpieza, hace falta formación al profesorado, hacen falta medios técnicos en los centros, aulas, despachos y laboratorios, hace falta una bolsa de profesorado sustituto interino ya evaluado para cubrir rápidamente las bajas por infección o contacto estrecho.

Lugares de ocio que incumplen las distancias de seguridad y donde no se usan las mascarillas, transporte público masificado que no se desinfecta, puertas abiertas al turismo masivo que llena nuestras calles y centros de trabajo sin medidas sanitarias y de prevención adecuadas. A nadie se le escapa que esos son los focos de contagio. No la universidad presencial que con el esfuerzo del PDI, el PAS y el estudiantado se desarrolla con muchas más garantías y medidas sanitarias para hacer frente a la pandemia.

Desde el SAT-PDI de la UGR animamos a toda la Comunidad Universitaria y a toda la ciudad de Granada a denunciar la injusta e inmerecida situación en la que nos encontramos el PDI, el PAS, y el estudiantado. También nos sumamos a las movilizaciones convocadas de manera unitaria por el estudiantado, comenzando con la manifestación del próximo viernes 16 de Octubre a las 12:00 en la sede de la Junta de Andalucía, y a la movilización estatal organizada el próximo miércoles 21 de Octubre para la que convocamos una concentración ese mismo día a las 12:00 en la puerta del Rectorado de la UGR (siempre cumpliendo con todas las medidas sanitarias).

SAT-PDI UGR.

Correo electrónico:  satpdi@ugr.es

Twitter: @InvConDerechos

CTI – SAT denuncian el cierre arbitrario de cafeterías y comedores en la UGR

CTI – SAT denuncian el cierre arbitrario de cafeterías y comedores en la UGR

Anoche, miércoles 14 de octubre de 2020 se publicaron en BOJA las medidas en relación con el desarrollo de la actividad académica de la UGR.
Desde la Coalición CTI-SAT observamos con indignación como se toman decisiones sin pies ni cabeza por parte de una clase política que no está a la altura.
-. ¿Por qué se cierran las cafeterías y Comedores universitarios si se cumplen todas las medidas de seguridad y prevención respecto al COVID-19?
Ahora el personal de la UGR tendrá que salir a desayunar y comer fuera de sus instalaciones, donde será más probable contagiarse del virus.
-. ¿Por qué se cierran laboratorios, bibliotecas y demás servicios donde se cumple con el aforo y de nuevo con todas las medidas higiénicas?
Ahora el estudiantado se tendrá que desplazar a Bibliotecas u otras salas de estudio ajenas a la UGR, donde será muy posible coger el virus.
El alumnado además de no poder asistir a clase se tendrá que buscar la vida para comer en otros sitios, donde la calidad de la comida dejará mucho que desear y seguro que no podrán comerse un menú que reúna todos los nutrientes necesarios por 3,50€.
Eso sí, tendrán que seguir pagando los alquileres y reactivando la economía de la ciudad, para eso no son contagiosos.
-. ¿Hay alguna ojeriza por parte de la Junta de Andalucía a nuestra institución?
En el correo institucional que nos han enviado desde la institución, nos trasladan lo siguiente:
“nuestra lealtad institucional nos lleva a aplicar estas medidas y a trasladar a la comunidad universitaria la siguiente información”
Pues bien, la coalición CTI-SAT, a las únicas personas que les debemos lealtad es a la clase trabajadora y a la comunidad universitaria.
Por lo que seguiremos expresando nuestro rechazo a las medidas tomadas y estaremos atentos para apoyar a LA INSTITUCIÓN en lo que nos necesite.
Saludos!!!

SAT y CTI en la UGR

Concentración de PDI en el Rectorado de la UGR, miércoles 21 a las 12’00 horas

Concentración de PDI en el Rectorado de la UGR, miércoles 21 a las 12’00 horas

Con motivo de la Huelga de Personal Docente e Investigador convocada por los Sindicatos de clase a nivel estatal. Desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras, sección PDI-UGR os convocamos el próximo miércoles 21 de Octubre a las 12:00 a la puerta del Rectorado POR UNAS CONDICIONES LABORALES DIGNAS Y SEGURAS PARA EL PROFESORADO. También os rogamos que nos ayudéis a conocer vuestra inquietudes y problemáticas laborales en el contexto de la crisis del civid-19, os rogamos que podáis rellenar esta encuesta y pasársela a vuestros compañeros y compañeras de Departamento y a todo el personal de la Universidad de Granada: https://forms.gle/NkdwG6ZBCAgCaty7A 

Llamamiento a la concentración del miércoles 21 de Octubre. Pechi Murillo delegada Sindical del SAT sección PDI-UGR: https://www.youtube.com/watch?v=ezSLhJP4_GQ

EL SAT-UGR con motivo de la suspensión de las clases en la UGR por decisión de la Junta de Andalucía:
https://satgranada.wordpress.com/2020/10/13/el-sat-ugr-con-motivo-de-la-suspension-de-las-clases-en-la-ugr-por-decision-de-la-junta-de-andalucia/

SAT muestra su “total rechazo” a la suspensión de clases en el “chivo expiatorio” de la UGR: 
https://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20201013/484052351881/coronavirus–sat-muestra-su-total-rechazo-a-la-suspension-de-clases-en-el-chivo-expiatorio-de-la-ugr.html

Los planes de la UGR ante el curso 20-21 duplican el trabajo y dividen la calidad de la enseñanza: 
https://satgranada.wordpress.com/2020/09/19/los-planes-de-la-ugr-ante-el-curso-20-21-duplican-el-trabajo-y-dividen-la-calidad-de-la-ensenanza/