HUELGA GENERAL 28 DE OCTUBRE. En la administración pública andaluza.

HUELGA GENERAL 28 DE OCTUBRE. En la administración pública andaluza.

 

HUELGA GENERAL administraciones públicas 28-0 

               En la linea de la defensa de una estabilización real del personal interino en abuso de temporalidad que venimos defendiendo, nos sumamos a la Huelga General del 28 de OCTUBRE convocada por diversos sindicatos y diferentes plataformas y asociaciones de interinos perjudicados por la no transposición de la directiva europea 1999/70/CE, esta jornada de paro afecta a todas las administraciones públicas. Así mismo hacemos un llamamiento al paro y a la participación en las diferentes concentraciones y manifestaciones que tendrán lugar el mismo día. 

    ENLACE A COMUNICADO SAT     

 https://consigna.ugr.es/f/dGfJn5Eba8TxOoyF/COMUNICADO%2028-O.pdf

    ENLACE CARTEL 28-0

cartel SAT

28 de Octubre. Huelga General en toda la Administración Pública.

28 de Octubre. Huelga General en toda la Administración Pública.

Panfleto Huelga 28 de octubre

 

HUELGA GENERAL 28 DE OCTUBRE

Desde el sindicato andaluz de trabajadores y trabajadoras hacemos llamamiento a la huelga convocada a nivel estatal para el 28 de Octubre en todas las administraciones públicas contra el RD 14/2021 más conocido como “el Icetazo” y el abuso de temporalidad en las administraciones públicas, nos sumamos así a las plataformas y asociaciones de empleados públicos en abuso de temporalidad y a los diversos sindicatos convocantes.

Exigimos:

  1. La paralización inmediata de todos los procesos de oposición en las administraciones, la inspección de las personas ocupando plazas en abuso de temporalidad según la normativa europea (Clausula 5 del acuerdo marco de la Directiva 1999/70/CE y SENTENCIAS TJUE 22/01/2020, TJUE 19/03/2020, TJUE 03/06/2021, TJUE 11/02/2020, y AUTOS TJUE 30/092020, 02/06/2021) y la regulación administrativa que otorgue LA FIJEZA como personal a extinguir y con los mismos derechos que los funcionarios de carrera o personal laboral equiparable al personal en abuso como única sanción posible al abuso de temporalidad llevado a cabo durante décadas por las administraciones españolas, no olvidemos que el informe de Maria Emilia Casas (Ex presidenta del tribunal constitucional) avala esta medida constitucionalmente y tampoco olvidemos la primacía del derecho europeo, reafirmada en comunicado por la comisión europea el 07/10/2021 y que defiende los principios fundacionales del ordenamiento jurídico de la Unión:

* El derecho de la UE prevalece sobre el Derecho Estatal, incluidas las disposiciones constitucionales.

* Todas las resoluciones del Tribunal de Justicia Europeo son vinculantes para todas las autoridades de los Estados miembros, incluidos los órganos jurisdiccionales nacionales.

  1. Que el proyecto de ley que se está negociando a raíz del RD 14/2021, cumpla y trasponga de manera eficaz la directiva y sea acorde con las sentencias y autos antes expuestos, así como que sea retroactiva con el personal en abuso cesado.

  2. La recuperación de todas las plazas de empleo público destruidas durante años y la recuperación para las diversas administraciones públicas de los servicios privatizados por los diferentes poderes políticos, así como el fortalecimiento de los organismos públicos en forma de empleo de calidad y en pos de un servicio a la ciudadanía eficiente.

Cartel Huelga General 28 de octubre

 

¿A QUIÉN AFECTA A LA HUELGA?

WhatsApp Image 2021-10-21 at 13.14.00

 

DESDE EL 4 DE OCTUBRE HAY OTRA CONVOCATORIA DE HUELGA “ACTIVA”

Aquí te lo explicamos.

Desde el sindicato andaluz de trabajadores y trabajadoras hacemos llamamiento a la huelga convocada a nivel estatal para el 28 de Octubre en todas las administraciones públicas contra el RD 14/2021 más conocido como el Icetazo y el abuso de temporalidad en las administraciones públicas, nos sumamos así a las diferentes plataformas y asociaciones de empleados públicos en abuso de temporalidad y a los diversos sindicatos convocantes, recordaros así mismo que ya hay iniciada una huelga con dos modalidades:

1ª. Indefinida, dio comienzo el 04/10/2021, finaliza cuando sea desconvocada.

2ª. Por días completos y paros parciales, días completos 14 y 28 de Octubre, parcial por horas (de 12:00 h a 15:00 h) días 4,13,20 y 27 de Octubre.

WhatsApp Image 2021-10-11 at 21.25.42

4_5954292567523723576

Aquí arriba puedes descargar el preaviso de huelga que las plataformas de interanos y eventuales entregaron el 4 de octubre.

CURSOS DE FORMACIÓN SINDICAL (Granada 25, 27 y 29 de octubre del 2021).

CURSOS DE FORMACIÓN SINDICAL  (Granada 25, 27 y 29 de octubre del 2021).
pexels-photo-7394020.jpeg
Photo by Max Vakhtbovych on Pexels.com

CURSO GRANADA (Capital).

INSCRIPCIONES A LOS TELÉFONOS 693854017 y 686720828.

Días en que se imparte: 25, 27 y 29 de octubre 2021

Horario: 18’00 a 21’30 horas. (3 horas y 20 minutos por jornada).

Lugar: Local del SAT de Granada (Calle Cristo e la Yedra, 33 – bajo. Local Sindical del SAT ).

Lunes 25 de octubre: Derechos laborales básicos y acción sindical en la empresa. ( Asesoría Jurídica SAT Granada).

Miércoles 27 de octubre : El contrato de trabajo, la nómina y el alta en la Seguridad Social. ( Asesoría Jurídica SAT Granada).

Viernes 29 de octubre:

  • Miedo en el trabajo ¿ Cómo combatirlo? Modo de superarlo. (Paco Cabello).
  • Tácticas de actuación para evitar el despido y por el reconocimiento de los derechos. (Paco Cabello).
  • Taller de Recursos Sociales ( A cargo de Néstor Salvador).
pexels-photo-5905709.jpeg
Photo by Katerina Holmes on Pexels.com

(Durante los tres días se impartirá dinámica de grupos: asambleas, elecciones de representantes, etc a cargo de Javier García)

Recursos: – Carpeta con fotocopias y material didáctico más manual encuadernado de las fichas técnicas y documentos de los cursos.

– Proyecciones audiovisuales y pizarra.

– Apoyo y traducción en lengua francesa.

– Merienda, té y refrescos en cada sesión.

– Ayuda para el transporte.

Docentes y coordinadores:

  • Organización y logística: Néstor Salvador y Paco Cabello.
  • Apoyo en lengua francesa y pedagogía: Irene Bueno.
  • Abogados/ Relaciones laborales: Fran Vázquez y Javier Galech y Asesoría Jurídico-Laboral SAT Granada).
  • Docente/formador de formadores: Paco Cabello. (Sindicalista).
  • Docentes: Néstor Salvador ( Doctor en Historia).

Cursos de Granada 2021

CONCENTRACIÓN EN LA UGR JUEVES 21 A LAS 10′ 00 HORAS. NO + RECORTES, NO MÁS PRIVATIZACIONES.

CONCENTRACIÓN EN LA UGR JUEVES 21 A LAS 10′ 00 HORAS. NO + RECORTES, NO MÁS PRIVATIZACIONES.

 

contra la privatización de los servicos públicos de la ugr

CONCENTRACIÓN JUEVES 21 A LAS 10′ 00 HORAS EN LA PUERTA DEL RECTORADO CONTRA LA PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA  

A través de los sindicatos presentes en la mesa de negociación, nos llega la noticia de la decisión por parte del equipo de gobierno de no llamar a nadie más para sustituir en la categoría de limpieza, se cubrirán las necesidades con personal de empresas privadas, pero, no nos engañemos, esto es solo el principio, luego vendrá conserjería (realmente ya se viene haciendo desde hace tiempo), mantenimiento, deportes, jardines…todos los servicios del anterior grupo IV, actual sector E4 tras el proceso de funcionarización. Evidentemente, el actual modelo de financiación neoliberal y presupuestario de la Junta de Andalucía tienen mucho que ver en esto.

             El equipo de gobierno ha matizado que el proceso privatizador tendrá como máxima el ya famoso “Los que están se quedan”… ¿Se quedan los que se presenten a un proceso selectivo de libre concurrencia de resultado incierto y saquen una de las insuficientes plazas ofertadas, o se quedan de verdad todas y todos los trabajadores que han prestado servicio lealmente durante años? ¿Juegos del hambre para los interinos o reconocimiento a los méritos y capacidad sobradamente demostrados?…ya veremos.

             Confiamos y sabemos que nuestros compañeros y compañeras de las diferentes fuerzas sindicales y de los órganos de representación van a estar a la altura y desde el SAT les decimos a ellos y a los trabajadores y trabajadoras de la UGR que cuenten con nosotros, también esperamos que el equipo de gobierno recapacite, porque la universidad es de todas y de todos, y lo que se haga con ella repercutirá en nuestro futuro, en nuestras familias y en nuestra sociedad. No hablamos de cualquier cosa, hablamos del pan.

POR ESO NOS CONCENTRAMOS EN LA PUERTA DEL RECTORADO.

¡ NECESITAMOS VUESTRO APOYO SOLIDARIO!

¿Qué es el grupo de cotización?

Los grupos de cotización, son las diferentes categorías en las que se clasifica a los profesionales en la Seguridad Social. Se determina en base a las características de cada trabajo, así como las funciones que ejercen. En función de cada una se van a establecer las bases de cotización que condicionarán los sueldos, prestaciones, jubilación, etc.

Cada año, el BOE (Boletín Oficial del Estado) publica las tablas actualizadas, reflejando las bases de cotización máximas, mínimas, qué debemos tomar como referencia en cada grupo. Otro factor importante es, que muestra qué cantidades vamos a destinar a las situaciones que le pueden ocurrir a un trabajador, tales como accidentes, paro, o enfermedades.

Grupo de cotización 2

¿Cómo te afecta y cómo te beneficia?

Para empezar, y como hemos mencionado anteriormente, condiciona tu sueldo, y tus prestaciones sociales. Dependiendo del porcentaje que vayas a destinar, relativo a tu grupo, el sistema asegura las siguientes situaciones:

  • Maternidad: en este caso cubre la totalidad de la base de cotización.

  • Desempleo: cuando un trabajador se queda sin trabajo, queda sujeto a la prestación por desempleo, cuya cuantía económica será proporcional al tiempo trabajado y al importe cotizado.

  • Jubilación: como norma general, después de los 65 años se obtendrá esta prestación, también en base al tiempo trabajado y la base cotizada.

  • Enfermedad: en caso de baja por encontrarse enfermo, indica a partir de qué día desde que se tiene la enfermedad común se empieza a cobrar la prestación.

  • Accidente laboral: si la baja se produce por un incidente ocurrido en el trabajo, las condiciones de la prestación serán mucho más favorables para el trabajador.

Los grupos de cotización: ¿a cuál pertenezco?

Es muy importante conocer los grupos de cotización de la Seguridad Social, tanto como los trabajadores como para los empresarios, para estar correctamente reflejado en qué categoría se debe cotizar, así como las competencias que se deben tener. Con una base de cotización mayor, y por lo tanto un mayor aporte a la Seguridad Social, la cantidad que se va a recibir a la postre, como una prestación, también será mayor.

El Régimen General de la Seguridad Social, incluye los siguientes grupos:

  • Grupo de cotización 1: engloba a ingenieros, licenciados y determinado personal de alta dirección.

  • Grupo de cotización 2: incluye a ingenieros técnicos, peritos y ayudantes titulados.

  • Grupo de cotización 3 – Jefes administrativos y de taller.

  • Grupo de cotización 4 – Ayudantes no titulados.

  • Grupo de cotización 5 – Oficiales administrativos.

  • Grupo de cotización 6 – Subalternos.

  • Grupo de cotización 7 – Auxiliares administrativos.

  • Grupo de cotización 8 – Oficiales de primera y de segunda.

  • Grupo de cotización 9 – Oficiales de tercera y especialistas.

  • Grupo de cotización 10 – Peones.

  • Grupo de cotización 11 – Todos los trabajadores menores de 18 años, cualquiera que sea la categoría.

Grupo de cotizaciçon 2ç

Diferencia entre categoría profesional y grupo de cotización

Esta es una pregunta que nos hacemos habitualmente, que llega porque “parecen ser lo mismo”, pero existen ciertos matices que lo hacen más específico. Por un lado, la categoría profesional es un concepto que como tal ya no existe, aunque ha sido habitual durante tanto tiempo que hace que se siga utilizando. Debido a la Reforma Laboral de 2012 que aplicó el PP y que CCOO y UGT han asumido,  se realizaron modificaciones en el concepto, que describía las características generales de los trabajadores, tales como su titulación, dominio de idiomas extranjeros y otras aptitudes. A raíz de dicha reforma, en vez de tener en cuenta la cualificación del trabajador, se trató de estar más centrado en el puesto de trabajo concreto, y pasó a llamarse grupo profesional. De este modo, un Ingeniero, que pertenecía claramente al grupo 1, si realiza un trabajo de contable en una empresa, su grupo de cotización será el 7, de auxiliares de administrativo.

De este modo, la titulación del empleado puede ser un factor importante, pero no relevante a la hora de condicionar su sueldo, y el salario recibido vendrá en función a la tarea que desempeña y no solo a su formación.

En resumen, los grupos de cotización están más focalizados en las características necesarias para cubrir un puesto de trabajo, e incluso incluyen subgrupos para acotarlo aún más. Mientras que las categorías profesionales, se ciñen más a la naturaleza del individuo.

Esta diferenciación está hecha para desregularizar las garantías y derechos laborales  de trabajadoras y trabajadores  y  para que  las empresas  que puedan cambiar su estructura más fácilmente, además de hacer posible una movilidad interna que  precarice aún más el empleo.

¿Aparecen los grupos de cotización en mi nómina?

Sí, tiene que aparecer, aunque no siempre se lo llame así. Tu grupo vendrá reflejado con un dígito del 1 al 11, que son los correspondientes a los grupos existentes, e indicará a qué condiciones te encuentras vinculado. Cuanto más alto sea el grupo al que perteneces (más cercano al 1), más alta será la cobertura que obtendrás.

Grupo de cotización 3

Grupos de cotización en autónomos

Por todos es conocido, la importancia de la figura del autónomo en España, y no existe como tal un grupo de cotización para autónomos. A su vez, existe para este colectivo, una categoría en la Seguridad Social, llamada “Trabajadores por cuenta propia”. Como no existen para ellos grupos de cotización como tal, la lógica funciona de una forma similar. Tendrán una base mínima y una base de cotización máxima, y en función a cuanto decidan cotizar (por decisión propia) recibirán una prestación proporcional a lo cotizado.

 

SAT Granada.

Aseoría laboral

 

Campo Granada: tablas salariales 2021-2022

Campo Granada: tablas salariales 2021-2022

CONVENIO CAMPO 2021 - 2022 Tablas Salariales. (Póster (horizontal))

El Convenio del campo de Granada 2016 2018 de Granada (con código de convenio nº 18000065011982) fue publicado en noviembre del 2017, contemplando las tablas salariales para los años 2016, 2017 y 2018, vio ya hace yiempo que esas tablas eran superadas poe el Salario Mínino Interprofesional.

Aquí las hemos recalculado poara el ejercico 2021- 2022 y te lo ofrecemos hoy “DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES RURALES”

Campaña 2021 – 2022 (TABLAS SALARIALES)

JORNALERA ANDALUZA

El trabajo y el miedo

El trabajo y el miedo

El trabajo y el miedo; de Rubén A. Benedicto

De-liberaciones en psicología social

Texto publicado originalmente en Solidaridad Obrera, número 353, febrero de 2012.

Tiempos de miedo

Con el cuento de la crisis y a base de miedo nos han quitado derechos laborales, rebajado las pensiones, bajado los salarios… Nos gobiernan a base de miedo. Se trata de producir en la población un fuerte impacto emocional a través de una situación intensa y profunda de confusión y amenaza, y antes de que pueda darse cualquier reacción, implementar rápidamente una serie de cambios profundos en la estructura económica, social y política. La doctrina del shock.

El miedo está en conversaciones, razones y sentires, influyendo nuestro comportamiento, mediando formas de relación, de ver el mundo y de afrontar la vida. Miedo a la “crisis”, al desempleo, a no poder pagar el alquiler o la hipoteca, a la pobreza…

En el día a día del trabajo, el miedo está muy presente, orienta muchas de nuestras conductas, permea en las relaciones entre trabajadores, entre trabajadores y jefes… Constituye una de las principales herramientas cotidianas para someter y conducir la conducta de los trabajadores. A trabajar más por menos, y sin chistar. Si no, a la calle. De la mano del miedo de abajo, la soberbia de arriba.

El miedo es viejo en el trabajar. Sin embargo, como trabajadores, en la lucha por nuestros derechos, no sabemos muy bien qué hacer con él, más allá de aguantarse cada quien el suyo apretando calladamente los dientes, o de indignarnos con los desmovilizadores discursos del miedo que promueven sindicatos funcionales al sistema.

Podemos hacer algo con el miedo para defender mejor nuestros derechos. Una psicología social del trabajo desde una perspectiva de psicología de la liberación[1] puede resultar de alguna utilidad al respecto. Una primera tarea puede ser nombrarlo, considerar su existencia y tratar de conocer sus mecanismos y efectos, para poder afrontarlo mejor, individual y colectivamente.

El miedo en el trabajo

Desde los departamentos de “recursos humanos” y la psicología del trabajo hegemónica, el miedo en el trabajo puede ser considerado como “estrés”, es decir, una cuestión de riesgos psicosociales en el ámbito de la enfermedad mental y la salud laboral, algo que la persona debe conseguir superar. El miedo a trabajar es denominado ergofobia.

También puede ser considerado como una variable más en el apartado de “motivación” para la gestión del personal, un “incentivo” a administrar con el loable propósito de mejorar el desempeño, aumentar la productividad y la competitividad de la empresa, etc.

Incentivo delicado, ya que también es posible que impida a lxs trabajadores opinar, innovar, transferir sus ideas a niveles superiores y conectar su propósito de vida con su propósito laboral.

Este enfoque obvia una cuestión básica: la relación de poder. La relación laboral no es un pacto libre entre iguales. Es una relación de poder asimétrica, de subordinación y dependencia. Quien está en posición de ventaja, arriba, impone sus criterios a quien está en situación de desventaja, abajo. En caso contrario, arriba ejerce su poder coactivo, y abajo se pierden cuestiones importantes, como el medio de vida. La relación laboral se basa en una coacción, una intimidación, una amenaza.

De miedo, a estrés. El miedo es convertido en fría respuesta psicológica que trae efectos psicológicos y que puede ser calculada, modificada, gestionada. Lxs psicólogxs empresariales no realizan ningún intento de modificar las situaciones de desigualdad e intimidación. No se cuestiona ningún aspecto de la situación de coacción, la intimidación se convierte en “lo normal y natural”. Así, desaparece del entendimiento del escenario, queda invisible. Y una cuestión normal, el miedo ante una coacción, se torna una cuestión anormal que presentan algunos individuos. No se ha de cambiar nada de la situación, se ha de cambiar al individuo que presenta el miedo. El problema es la persona, no la coacción.

El miedo en el trabajo queda así sin nombre, inexistente, descontextualizado, individualizado, desvalorizado, deslegitimado… pero calculable y administrable. La situación de intimidación que determina la interacción social, invisibilizada, normalizada, naturalizada, y hasta legitimada. Es el individuo, origen del problema, quien debe cambiar; se trata incluso de una cuestión de libertad y decisión personal: usted aceptó, si usted no quiere, ahí está la puerta de la calle. Y ahí, el miedo al desempleo, a no poder pagar el piso…

¿Qué es el miedo?

El miedo puede definirse como una emoción intensa que indica que la persona atribuye un significado de peligro a la situación en la que se halla, situación que percibe y comprende como una amenaza vital. Cuando existe dificultad para identificar el contenido o la inminencia de la amenaza se hablaría de angustia y se relacionaría con la espera y con la imprecisión o carencia de objeto. Cuando la amenaza se percibe como inminente, el miedo se puede transformar en terror o pánico.

El miedo se da en las personas y en las relaciones sociales, se extiende por entre quienes comparten contexto, personas y grupos que interaccionan, que tienen intereses y necesidades, que se fijan propósitos, que están inmersos en relaciones sociales de poder.

El miedo es social y tiene historia: se da en un medio, en un tiempo, en unas formas de relacionarse con unas determinadas distribuciones de poder. El miedo se producirá por lo que sucede en un determinado contexto; pero también será producido por actores concretos para provocar sucesos. El miedo es instrumento que otorga ventaja en las relaciones de poder, en los contextos más amplios y en los más cercanos. Las historias de los movimientos obreros registran la muerte de trabajadores que fueron masacradxs en la represión de procesos sociales para conquistar derechos. La legislación laboral da la ventaja a las empresas. En cada empresa, se sabe del cierre de la empresa cercana y del expediente de regulación de empleo (ERE) en la otra. Y también se sabe del compañero al que dirección acosó hasta que se despidió, o de la compañera a la que no le renovaron por defender su derecho. Discutir con un jefe, defender algún derecho, participar en actividades sindicales recuerda el impacto de la amenaza.

Efectos individuales

Los efectos del miedo en el trabajo pueden ser muy intensos. Algunos autores comparan los efectos del desempleo con los de la represión política, dado que remiten a la persona a vivencias de inseguridad muy profundas.

A nivel afectivo, inseguridad y amenaza. Ante la amenaza continuada, puede surgir una sensación de vulnerabilidad que lleve a un sentimiento de impotencia, de pérdida del control sobre la propia vida. La persona debe mantener un estado de alerta alto y constante que, aunque ayuda a afrontar la situación, conlleva un sufrimiento físico y psicológico importante. Pueden aparecer reacciones corporales como palpitaciones o temblor y problemas de salud como alteración de la inmunidad o dolores psicosomáticos.

A nivel cognitivo, es decir, de cómo percibimos y leemos la realidad, el miedo altera el sentido de la realidad: todo y todos pueden ser peligrosos. La persona ya no sabe bien qué es real y qué no, y tiene que hacer esfuerzos importantes por analizar bien los problemas e identificar con claridad las amenazas, sin dejarse llevar por el miedo. Ya no sabe uno si realmente tal compañero le va contando todo al jefe. La desconfianza puede implicar una pérdida importante del necesario apoyo social e impedir validar experiencias y conocimientos.

La identidad personal también puede verse afectada de muchas formas. Ante la amenaza, para no ponerse en mayor peligro, la persona puede abstenerse de ciertos comportamientos, verse obligada al silencio y la pasividad ante situaciones con las que está en absoluto desacuerdo. Paralización, conformismo, incluso sensación de humillación, de cuestionamiento de la propia dignidad y del conjunto de la propia identidad en todos los aspectos de la vida cotidiana. Muchas veces sentir miedo produce conflicto en la persona, porque se piensa que un “buen sindicalista”, un “valiente”, o un “hombre”, no debe sentir miedo. Así, cuando el miedo aparece, la imagen que la persona tiene de sí misma se deteriora.

Despido, imposibilidad de acceder a los medios de vida y de realizar el proyecto vital. Con la amenaza a la subsistencia material y al proyecto de vida, el miedo puede desestructurar los soportes de la identidad personal. Se pueden generar entonces sentimientos de frustración y desvalorización personal intensos, vivencias de inseguridad, fracaso y derrota muy profundas, de perderse a sí mismo.

Es habitual que el miedo, encerrado en el ámbito más íntimo y personal, lleve al desarrollo de actitudes conservadoras. Se apreciará la estabilidad, la del empleo sobre todo. Cualquier novedad o cambio se verá como amenaza. No importará que se tenga que adoptar una forma de vida marcada por la insatisfacción de necesidades personales y la falta de derechos. El miedo puede producir sometimiento, impotencia, pasividad y resignación ante la explotación.

Efectos grupales y sociales

El miedo funciona como disuasión para los que puedan sentirse identificados con las personas reprimidas. Trabajar en la misma empresa, ser trabajador/a: el miedo afecta a la sociedad entera, ejemplifica lo que puede suceder, y orienta hacia la colaboración con el poder dominante. Para quienes no se identifican o pueden vivir al margen en apariencia de normalidad, el miedo promueve la insensibilización.

El miedo produce silencio en el grupo. En momentos de represión, no hablar de lo sucedido se convierte en una manera de evitar el peligro, dado que compartir lo que se sabe puede suponer riesgos, por ejemplo, recibir señalamientos de “ser del mismo tipo” que las personas reprimidas y sufrir las mismas represalias.

Todos saben, pero nadie dice. Pasan cosas inadmisibles que afectan a la dignidad de todxs pero todo sigue igual. El mundo al revés. El silencio refuerza y extiende el miedo, y juntos se convierten en norma de comportamiento. En algunas personas, el silencio se mezcla con ansiedad, impotencia y culpa; en otras con indiferencia, negación o cinismo.

El silencio trae con rapidez la desconfianza, la división, la rotura de los lazos de solidaridad, el aislamiento de las víctimas y su entorno. Es tristemente habitual, que un trabajador que defienda derechos colectivos vea cómo otros compañeros rehúyan su contacto. Es muy probable y entendible que entonces este trabajador sienta una profunda decepción y hastío de todo y todos, de manera que desactive su lucha.

El silencio de abajo es aprovechado por el discurso de arriba. Desde gerencia y sindicatos cómplices, se lanzarán argumentos y rumores que inoculen más miedo: la crisis, el fantasma del ERE planeando sobre todxs… Y la impunidad. Pretenderán que el sometimiento grupal sea generalizado y perdure en el tiempo, instalando la sensación de fracaso siempre inevitable: “así son las cosas y así es la gente”.

El miedo es una potente y sofisticada herramienta de control social, una perversa forma de gobierno, de conducir las conductas de la gente. Se aplica masivamente para controlar a lxs trabajadores. Pero no es infalible.

Afrontar el miedo

En la lucha por sus derechos, lxs trabajadores han sufrido grandes pérdidas. Incluso en las situaciones más extremas, las personas han afrontado esas pérdidas, de muchas y diferentes maneras, según sus posibilidades y contextos.

El valor adaptativo del miedo ha sido reconocido en diferentes contextos de amenaza. El miedo, aun produciendo determinados problemas, ayuda a la gente a sobrevivir. Ofrece una función defensiva que ayuda a las personas a percibir el riesgo, reflexionar y tomar precauciones; a saber cuándo pueden hacer una cosa y cuándo no. El miedo permite prever escenarios y plantearse alternativas de acción, protege, proporciona capacidad táctica.

Para afrontar el miedo de manera constructiva, es recomendable mantener una postura activa, hacer algo con los sentimientos que despierta: reconocerlos, analizarlos, compartirlos… Se trata de evitar posturas rígidas, como negarlos o desvalorizar a quien los reconoce, y promover la solidaridad.

Uno puede sentir que el miedo se le come por dentro, pero proponerse no dejarse detener por él. Por no sentir después una terrible vergüenza; por lealtad y afecto a lxs compañerxs; por consideraciones éticas y políticas; por dignidad; por indignación. Otras personas significan la realidad entendiendo que ya poco o nada tienen que perder, y en consecuencia, se involucran con mayor intensidad en procesos de organización y lucha para provocar cambios en la situación que origina el miedo.

El momento, el contexto, variables personales, etc. hacen positivas o negativas unas formas u otras de afrontar el miedo. Inhibir emociones en momentos críticos puede ser útil a algunas personas para protegerse de la ansiedad, pero una inhibición crónica puede avivar pensamientos no deseados.

La experiencia y el entrenamiento proporcionan mayor autocontrol emocional y mejores resultados en la resolución de los problemas. Afrontar constructivamente el miedo y conseguir alguna vez resultados positivos mejora la valoración que uno hace de sí mismo, da seguridad en las propias capacidades y potencialidades y permite seguir adelante con más confianza y recursos. Se trata de conservar y cuidar la propia autonomía y para ello, el respeto hacia uno mismo resulta la defensa más valiosa. Como persona, como grupo y como sujetos históricos.

Conocer la realidad y obtener explicaciones que sirvan para entender lo que sucede, contrastar versiones oficiales y desarrollar convicciones políticas propias, es parte del proceso de afrontamiento. Conocer los métodos y estrategias del poder, entender que el miedo y la represión tienen una explicación ayuda a entender y afrontar las situaciones. Así, la represión tiene cara y ojos y el miedo resulta menos destructivo.

Afrontar el miedo es una cuestión individual y colectiva. Es recomendable relacionarse con otrxs que atraviesen por la misma situación y participar en espacios sociales que traten de afrontar los problemas.

Compartir situaciones posibilita la identificación, la empatía, ver los problemas como comunes. Se trata de construir espacios de encuentro que permitan establecer confianza, reflexionar y buscar alternativas en común, a partir de la solidaridad y el apoyo mutuo. Es labor a realizar a fuego lento, desde lo más cotidiano. Mucho se hace ya, como mantener abierto con sus actividades habituales el espacio colectivo, un espacio de referencia a donde las personas saben que pueden acudir cuando tienen problemas con la certeza de que serán recibidos y apoyados solidariamente.

En resumen, se trata de nombrar el miedo en el trabajo, reconocer su existencia, visibilizarlo, contextualizarlo, compartirlo, darle sentido y afrontarlo en común; aprovecharlo para ser más eficaces en denunciar la intimidación laboral, defender nuestros derechos como trabajadores y promover nuestra autonomía.

Este artículo está extraído de la revista PRIMERA VOCAL.

Abajo puedes enlazar con los contenidos de esta revista.

UGR: COMUNICADO DE LA JUNTA DE PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS

UGR: COMUNICADO DE LA JUNTA DE PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS

08/10/2021

WhatsApp Image 2021-10-14 at 12.47.58-1La Junta de Personal rechaza la decisión del Equipo de Gobierno de la Universidad de Granada de privatizar el servicio de limpieza de la UGR.

La Junta de Personal, formada por las secciones sindicales CCOO, CSIF, UGT, USTEA y SAT, de forma unánime, traslada a la plantilla la decisión del Equipo de Gobierno de privatizar el servicio de Limpieza de la UGR.

El proceso, según nos informó Gerencia, consiste en “los que están, se quedan”. No habrá más incorporación de personal interino de limpieza. Las futuras necesidades de limpieza serán cubiertas por personal de empresas externas.

Como no puede ser de otra forma, mostramos nuestro más rotundo rechazo.

Este órgano está realizando los trámites para convocar una asamblea informativa para todo el PAS de la Universidad de Granada el próximo lunes, 18 de octubre. Los detalles de la misma serán comunicados con antelación suficiente para facilitar la asistencia.

Asimismo, vamos a solicitar su adhesión a los demás órganos de representación de los trabajadores y las trabajadoras de la UGR, a las medidas que se acuerden.

EL SERVICIO PÚBLICO NO SE VENDE, SE DEFIENDE.

LA PRIVATIZACIÓN EN LA UGR YA ES REALIDAD

LA PRIVATIZACIÓN EN LA UGR YA ES REALIDAD

no privada

 

LO ADVERTIMOS Y TRISTEMENTE ACERTAMOS

             A través de los sindicatos presentes en la mesa de negociación, nos llega la noticia de la decisión por parte del equipo de gobierno de no llamar a nadie más para sustituir en la categoría de limpieza, se cubrirán las necesidades con personal de empresas privadas, pero, no nos engañemos, esto es solo el principio, luego vendrá conserjería (realmente ya se viene haciendo desde hace tiempo), mantenimiento, deportes, jardines…todos los servicios del anterior grupo IV, actual sector E4 tras el proceso de funcionarización. Evidentemente, el actual modelo de financiación neoliberal y presupuestario de la Junta de Andalucía tienen mucho que ver en esto.

             El equipo de gobierno ha matizado que el proceso privatizador tendrá como máxima el ya famoso “Los que están se quedan”… ¿Se quedan los que se presenten a un proceso selectivo de libre concurrencia de resultado incierto y saquen una de las insuficientes plazas ofertadas, o se quedan de verdad todas y todos los trabajadores que han prestado servicio lealmente durante años? ¿Juegos del hambre para los interinos o reconocimiento a los méritos y capacidad sobradamente demostrados?…ya veremos.

             Confiamos y sabemos que nuestros compañeros y compañeras de las diferentes fuerzas sindicales y de los órganos de representación van a estar a la altura y desde el SAT les decimos a ellos y a los trabajadores y trabajadoras de la UGR que cuenten con nosotros, también esperamos que el equipo de gobierno recapacite, porque la universidad es de todas y de todos, y lo que se haga con ella repercutirá en nuestro futuro, en nuestras familias y en nuestra sociedad. No hablamos de cualquier cosa, hablamos del pan.

 

 POR UNA UGR 100% PÚBLICA

         Si alguien da una vuelta por los diferentes servicios de nuestra institución PÚBLICA se dará cuenta al hablar con las empleadas y empleados PÚBLICOS de la UGR de que algo no va bien, verá más inquietud, más miedo, sobre todo entre las y los que son interinos….¿es el principio de la privatización de los servicios?, si así fuera, los que venimos avisando hace ya demasiado tiempo de esta posibilidad, sabemos que esto es cuestión de un proceso orquestado previamente, lento e implantado a lo largo de años, pero altamente imparable si no es con la movilización de las y los trabajadores y una fuerte unión con las ideas claras por parte de los y las representantes sindicales,

           Lo que si que está comprobado y es por ello que celebramos el paso en bloque dado por la junta de personal, son unas políticas de gerencia equivocadas y erráticas, que están logrando adelgazar el personal propio en los diferentes servicios y por ende minando la calidad de estos, el hecho comprobable de que se están cubriendo puestos estructurales por empresas privadas con trabajadores que (no olvidemos) perciben inferiores salarios y tienen menos derechos, es algo que no podemos permitir, también es cierto que muchas de las necesidades en los diferentes servicios no se cubren con la deseada celeridad o directamente no se cubren, por otro lado la gerencia no informa debidamente de nombramientos, comisiones de servicio o ceses, haciendo muy difícil estar al tanto de los movimientos que se dan en cuestión de personal y creando un lógico malestar en todos los empleados públicos de la UGR y además alguna queja o comentario de “tratos de favor” o “enchufismo”.

          Esperamos sinceramente que gerencia entienda que no está la dirección correcta y que las políticas de “Levanto el teléfono y tengo un trabajador de la privada aquí en 20 min” es un claro atentado a lo público, a nuestros puestos de trabajo, y algo que no vamos a permitir. 

          Tal y como expresa el comunicado de la Junta de Personal si el 18 de octubre no se han adoptado medidas para revertir esta situación, iniciaremos las necesarias movilizaciones, contando con vuestro apoyo, para hacerles ver que a las trabajadoras y los trabajadores no se les puede seguir mintiendo.

                                                               UNIDAS Y UNIDOS SOMOS IMPARABLES

sat ugr
 
 
SECCIONES SINDICALES SAT-UGR
 P.A.S FUNCIONARIO – P.A.S LABORAL – P.D.I 
Tlfnos. 652580109 corporativo: 77942 Dirección electronica: sat@ugr.es  
Complejo Administrativo Triunfo.  Cuesta del hospicio s/n, 18071 Granada.

La subida del SMI ¿Van a subir los salarios?

La subida del SMI ¿Van a subir los salarios?

SMI 1

Con fecha de efectos del 1 de septiembre de 2021, se ha aumentado el SMI hasta los 965 € en 14 pagas, lo que equivale a 13.510 € anuales.

Esto es una subida irrisoria, ya que el IPC ha subido en el 2021 ( en gran medidada a causa de la disparatada subida de la electricidad) en un 4%.

SMI para 2021 ( desde el 1 de septiembre).

  1. La subida del salario mínimo interprofesional
  2. ¿Está medida afecta a todos los trabajadores?
    • ¿A que trabajadores les va a subir el salario?
    • ¿Me tienen que igualar el salario base a 900 €?
  3. ¿Qué pasa si tengo un trabajo a jornada parcial?
  4. Tablas salariales 2021

La subida del salario mínimo interprofesional

En el año 2020 ha subido el Salario Mínimo Inteprofesional hasta los 950 en 14 pagas, lo que equivale a 1.108,33 euros en doce pagas, si es que se tienen las pagas extras prorrateadas. En el año 2021, a partir del 1 de septiembre se aumenta el SMI hasta los 965 € mensuales.

Todo esto es referente a los trabajadores a jornada completa, si es a jornada parcial, habría que calcular el salario mínimo proporcional a la jornada de trabajo, y más concretamente, como más adelante detallamos al porcentaje de jornada contratado.

¿En qué medida nos afecta a todas y todos los trabajadores? ¿Van a subir los sueldos?

No, no todos los trabajadores van a ver aumentado su salario por la subida del SMI.

Sin embargo, sí que podrán ser beneficiados de manera indirecta ya que el SMI tiene efectos sobre determinadas contingencias.

Por ejemplo,los límites de salario e indemnizaciones que abona el FOGASA se va a incrementar, así como la protección del salario en caso de concurso de acreedores,  o  la cantidad de salario que va a estar protegida y no puede ser embargada.

En definitiva, aunque no te aumenten el salario, todos los trabajadores pueden verse beneficiados por el hecho de que se aumente el SMI.

SMI 2

¿A que trabajadores les va a subir el salario?

La subida afectará a todos los trabajadores que en cómputo anual cobren menos de 13.300 € y trabajen a jornada completa.

En este sentido, es indiferente que se tenga derecho a cuatro pagas extras o que estén prorrateadas lo que hay que revisar es el salario anual.

Así lo establece el artículo 27 del Estatuto de los trabajadores:

La revisión del salario mínimo interprofesional no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando estos, en su conjunto y cómputo anual, fueran superiores a aquel.

Si se trabaja a jornada parcial, habrá que calcularlo de manera proporcional a la jornada trabajada como explicamos más adelante.

Esta subida tiene que ser automática, y la empresa no tiene que notificar nada.

El primer colectivo de trabajadores más beneficiado serán, aquellos que no tienen un convenio colectivo que regule su relación laboral y por tanto, salvo que hayan pactado con el empresario un salario superior, están cobrando el SMI como puede ser el caso de los ordenanzas en accesos o las empleadas del hogar familiar https://satgranada.org/2021/10/05/subida-del-smi-cuanto-cobraran-las-empleadas-de-hogar/(abre en una nueva pestaña) .

Por otro lado, que un trabajador esté amparado por un convenio colectivo no quiere decir que no le afecte esta medida.

En primer lugar, el convenio nunca puede recoger un salario inferior al nuevo salario mínimo interprofesional, por lo que todos aquellos trabajadores que perciban un salario inferior deberán de ver incrementado su nómina sin necesidad de que se publiquen unas nuevas tablas salariales en el convenio colectivo.

En segundo lugar, aunque el trabajador perciba un salario superior a los 965 € en los que se fija el SMI, puede verse beneficiado por la medida, en función de si se consideran salariales ( o extrasalariales) los conceptos que se indican en la nómina.

Vamos a intentar explicar esta cuestión; los distintos conceptos que se abonan en una nómina, esto es salario base más complementos, tienen una naturaleza determinada y habrá que analizar esa naturaleza para saber si se nos tiene que aplicar la subida del SMI.

Pongamos un ejemplo que se verá más claro;

  1. Salario base ….. 800 €
  2. Plus de vestimenta …. 150 €
  3. Plus de transporte …. 100 €
  4. TOTAL … 1.050 €

Este trabajador cobra un salario bastante superior al SMI (las pagas extras no están prorrateadas por lo tanto el SMI es de 965 €), sin embargo tiene derecho a la subida.

Normalmente, el plus de vestimenta y de transporte, no es un concepto salarial, sino extrasalarial.

No retribuye el trabajo, sino los gastos ocasionados al trabajador con ocasión del trabajo. Por lo tanto, estos conceptos no pueden compensarse con el salario base ya que la naturaleza es diferente.

En cualquier caso, para saber si estos conceptos son salariales o extrasalariales hay que mirar que es lo que dice el convenio colectivo o acuerdo por el que se establecieron ese tipo de complementos. Aunque indico que esos pluses suelen ser extrasalariales, a veces el convenio, puede indicar que es salarial.

¿ El plus de transporte o por ropa de trabajo es sañarial o extrasalarial ?

Consideración del plus transporte o vestuario como extrasalarial o salarial a los efectos de incluirlo dentro del SMI.

Sentencia de la Audiencia Nacional de 12 de septiembre de 2019  (SAN_3346_2019, puedes descargarla aquí)

Así lo considera la jurisprudencia, en la que podemos indicar la que establece que:

la empresa compensó y absorbió el nuevo salario base, equivalente a 900 euros mensuales por 14 pagas, con el importe de los pluses de transporte, distancia y mantenimiento de vestuario. Sin embargo, no cabe compensar y absorber los incrementos del convenio o del SMI con las indemnizaciones o suplidos por los gastos realizados por el trabajador como consecuencia de su actividad laboral

En consecuencia, en este caso concreto, el salario base debería aumentar hasta los 965 € que se fija como SMI para el año 2021, y el salario total hasta los 1.215 €.

Distinto sería que el trabajador tuviera un complemento que se suele determinar como “complemento personal”, o “complemento de convenio” o “complemento voluntario” o similar.  Este tipo de complementos no retribuye una cuestión específica, por lo que si que puede compensar la subida del SMI.

Otros pactos discutibles sobre si compensa o no sería el pacto de dedicación exclusiva o no competencia, ya que es un concepto salarial, pero implica que el trabajador no puede tener otro trabajo en función de lo acordado en un pacto entre empresario y trabajador.Este concepto salarial, en mi opinión, retribuye de manera específica un pacto individual y no puede compensarse con el SMI.

SMI 3

¿Me tienen que igualar el salario base a 965 €?

No.

De hecho, hay empresas que están modificando la nómina, a trabajadores que no les corresponde subida, para ajustar el salario base a 965 € eliminando algunos conceptos salariales, pero no es necesario.

Es decir, que si cobras por encima del SMI en cómputo anual, da igual los conceptos salariales de la nómina que no hay que modificarlos.

¿Qué pasa si tengo un trabajo a jornada parcial?

Todo lo comentado hasta el momento es en referencia a un trabajador a jornada completa, pero si se trabaja a jornada parcial hay que calcular el SMI en proporción a la jornada realizada.

Para calcularlo de manera exacta, lo mejor es acudir al informe de vida laboral y verificar el porcentaje de jornada por el cual estamos contratados. (Aparece como C.T.P.)

Supongamos que en el Coeficiente de parcialidad indica 65%. El SMI con pagas extras prorrateadas será 65% x 1125,83 € = 731,79 € al mes como salario mínimo con la inclusión de las pagas extras prorrateadas

Tablas salariales SMI 2021

Esas tablas salariales se realizan para trabajadores cuya jornada completa es de 40 horas (si así lo establece el convenio o cuando no existe tal convenio), y sin tener en cuenta ningún plus que pueda se recogido en convenio colectivo, tal y cómo explicamos en el punto anterior.

SIN LA SUBIDA (Hasta el 31 de agosto del 2021).

12 pagas (pagas extras prorrateadas)14 pagas
5138,54118,75
10277,08237,5
15415,63356,25
20554,17475
25692,71593,75
30831,25712,5
35969,79831,25
401108,33950
(SMI hasta el 31 de agosto del 2021)

CON LA SUBIDA

A partir del 1 de septiembre de 2021, con el correspondiente aumento salarial las tablas son las siguientes:

12 pagas (pagas extras prorrateadas)14 pagas
5140,73120,63
10281,46241,25
15422,19361,88
20532,92482,50
25703,65603,13
30844,38723,75
35985,1844,38
401.125,83965
(SMI desde el 1 de septiembre del 2021)