LOS PLANES DE LA UGR ANTE EL CURSO 20-21 DUPLICAN EL TRABAJO Y DIVIDEN LA CALIDAD DE LA ENSEÑANZA.

LOS PLANES DE LA UGR ANTE EL CURSO 20-21 DUPLICAN EL TRABAJO Y DIVIDEN LA CALIDAD DE LA ENSEÑANZA. 

A pocos días de empezar el curso marcado por la pandemia Covid-19, y después de la experiencia de los meses pasados, la Universidad de Granada muestra graves carencias y deficiencias debidas a una mala gestión y a una improvisación que nos va a llevar al desastre o como mínimo a una pérdida sustancial de la calidad en docencia e investigación. Desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores clamamos por una mejora de las condiciones de todo el Personal Docente e Investigador, así como Personal de Administración y Servicios y Estudiantes.

* No estamos preparados para la docencia virtual. Se nos exige al profesorado y al alumnado que nos enfrentemos a un curso como mínimo semipresencial y las aulas no tienen aún las prometidas cámaras para la grabación y streaming de las clases, no se han puesto mamparas, ni se ha delimitado donde sentarse ni se han puesto pegatinas o indicaciones en los asientos indicando donde es posible sentarse y donde no debe hacerse. No tenemos herramientas para la formación online. No se garantiza que profesores y alumnos estén dotados de los medios técnicos suficientes para poder plantearse las clases a distancia, más allá de los recursos personales que cada uno aporta. No ha habido tiempo ni se ha ofertado por parte de la Universidad formación específica suficiente sobre el manejo de software y plataformas para la docencia online

* Se nos exige multiplicar el trabajo sin ningún tipo de ayuda ni reconocimiento. Los escenarios semipresenciales y la subdivisión de los clases en grupos más pequeños suponen, de facto, doblar o triplicar el trabajo, teniendo que preparar materiales docentes para los estudiantes a los que no les toca ir a clase. Reducir la docencia el 50% es duplicar el trabajo y dividir la calidad docente. Exigimos que se contrate más profesorado para atender las necesidades en la enseñanza.

* No hay personal suficiente ante eventuales bajas por enfermedad o necesidades de conciliación. Los tradicionales planes de sustitución aprobados por los departamentos junto a las guías docentes no son un instrumento suficiente para atender contagios, confinamientos y hospitalizaciones del profesorado. ¿Qué ocurre cuando si el docente titular y el suplente caen enfermos? ¿Y si nos vemos obligados a un confinamiento extremo por causas familiares? Exigimos que se realicen las contrataciones de profesorado necesarias y exigidas desde los departamentos, así como que se prepare una bolsa de profesorado sustituto interino ya evaluada y que se agilice su contratación en caso de necesidad sin esperar más de quince días para garantizar la continuidad de la docencia y formación del alumnado.

* El PDI y el alumnado en situación de riesgo no tiene alternativas. La Universidad no asume su responsabilidad y carga en riesgos laborales o en el servicio de prevención y salud laboral cualquier toma de iniciativa. No se están autorizando alternativas a personas en situaciones de riesgo por cuestiones médicas. Y en caso de que toda la docencia de un grupo pase a formación online, no se han dotado de medios suficientes. Tampoco cuando un alumno o alumna se vean obligados a confinarse pero sus clases sigan siendo presenciales o semipresenciales con asistencia obligatoria. 

* Las instalaciones de la Universidad no están adaptadas. Muchas de las instalaciones, despachos, aulas y laboratorios de la Universidad no reúnen las condiciones mínimas para garantizar las medidas de higiene, distancia social y ventilación. No se han anunciado ni puestos cartles con el nuevo aforo máximo permitido, no hay alternativas para la docencia práctica en laboratorios y espacios de trabajo que en muchos casos ya eran insuficientes antes de la pandemia y la distancia social. Además, no sehan reforzado las plantillas de Administración y Servicios y no se garantiza la limpieza e higiene de las aulas e instrumentos docentes entre clase y clase. Sólo se nos dice que ¡abramos las ventanas! Somos la única institución estatal que no va a tomar la temperatura antes de comenzar las jornadas docentes porque no estamos dotados ni de personal ni de recursos suficientes.

* Nos precipitamos hacia la precariedad laboral. Aprovechando la pandemia, el ministerio de Universidades ha preparado un Estatuto del PDI que precariza y desfuncionaria la carrera docente. Exigimos que, en aras de la defensa de la Educación Pública, la Universidad como institucion se opoga frontalmente al proyecto de manera pública.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s