Yo

Huelga del Metal de Cádiz: punto y…¿ final?

Por Paco Cabello.

Secretario de acción sindical SAT Granada

 

Los trabajadores del Metal de Cádiz verán cómo se ratifica ( quieran ellos o no) hoy el preacuerdo alcanzado anoche entre CCOO-UGT y la Federación de Empresarios del Metal (FEMCA) y previsiblemente volverán a sus puestos poniendo fin a la huelga indefinida que han mantenido durante nueve días.

Los burócratas sindicales de UGT y CCOO no han hecho públicos hoy los detalles de este preacuerdo, pero nosotros os los contamos.

Captura de pantalla -2021-11-25 19-02-36

Incrementos salariales.

  • Año 2021: Incremento salarial del 2% ( con efectos desde enero del 2021 y que debe abonarse entre mes y el de diciembre). Una vez que se revise la subida real del IPC – y si este superase el 2% se procedería abonar el 80 % de esa diferencia.

  • Año 2022: Incremento salarial del 2% ( con efectos del 1 de enero del 2022) y cuando se conozca la subida del PIC se procedería a subir el 80% de la diferencia entre la subioda y el 2%).

  • Año 2023: Lo mismo que en los otros años.

  • Para el 2024 ( y con efectos del 1 de enero) se enjugará la diferencia del IPC con las subidas añadiéndose tal porcentaje en las tablas salariales del próximo convenio, pero “ sin que genere atrasos”.

  • Para los trabajadores eventuales, las empresas “tratarán de abonar” ( es literal en el texto del acuerdo) las subidas del 2% desde principios del año ( para los años 2022 y 2023, para este año no).

  • Finalmente (o más bien al principio, porque ahí figura en el acuerdo suscrito) se crea una comisión de seguimiento del convenio conformada por dos representantes de CCOO y 2 de la UGT y 4 de la patronal. A dicha comisión, donde se evaluará la actitud de las empresas que no cumplan el convenio, se “invitará a participar” a la Inspección de Trabajo, a la Consejería de Empleo de la Junta, a la Tesorería de la Seguridad Social y al SEPE.

WhatsApp Image 2021-11-25 at 09.23.05

Así, Patronal y CCOO-UGT lograron este preacuerdo anoche, en la cuarta reunión que mantuvieron desde el inicio de la huelga indefinida y que se celebró, durante once horas, en Sevilla, en la sede del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, el órgano de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

El preacuerdo ha puesto fin a una huelga indefinida que durante nueve días ha sembrado de lucha obrera muy digna las calles de los centros industriales del Territorio de Cádiz, resultando de la cerrazón patronal y de la represión policial la consecución de disturbios, cortes de carreteras, barricadas e incendios de contenedores en los principales nudos industriales de la provincia.

El acuerdo alcanzado, pues, no llega al 3% de subida previsto para ningún año y se ha conseguido a base de que sean los trabajadores quienes «financien» a los empresarios las subidas salariales – que se atrasan en el tiempo, pero se «compensan» con la inclusión de estas subidas en el salario base y en la revisión de las subidas salariales cuando se conozcan los índices definitivos de subida del IPC anualmente-. También se establece la comisión de seguimiento que no tiene ningún carácter ejecutivo ni puede obligar a que el convenio se respete.

En definitiva, un acuerdo » muy de CCOO y UGT» y que se fía a la buena voluntad de la Patronal y que no consigue actualizar la subidas salariales a las necesidades reales. El pegote de la «comisión de seguimiento» ante la que deben comparecer las empresas incumplidoras, al no tener ningún poder ejecutivo ( sólo el coercitivo de la Inspección de Trabajo, en el caso de que acudiera), no significa casi nada ante los centenares de pequeñas y medianas empresas que no respeten lo acordado.

Ambas partes manifestaron anoche su satisfacción por haber llegado a un pacto con el que «los trabajadores pueden ver cubiertas sus expectativas», según dijo el secretario provincial de Industria de UGT, Antonio Montoro.

El sector del metal de Cádiz está compuesto por 29.000 trabajadores y 5.600 empresas, entre las que figuran industrias auxiliares de las grandes factorías del ámbito naval y aeronáutico, como Navantia o Airbus, que es donde la incidencia de la protesta ha sido mayoritaria, junto talleres mecánicos, de fontanería o de carpintería metálica. Contra el acuerdo suscrito se han manifestado la CTM ( confluencia de Trabajadores del Metal, donde se encuentra encuadrado el SAT), CGT y algunas otras organizaciones a la izquierda de las burocracias sindicales.

De toda esta nueva claudicación de los “ maquinistas de la Huelga Indefinida”, habría que quedarse con el alto grado de conciencia de clase desarrollada por los trabajadores del Sector , sus familias y sus vecinos y de que, sobre el papel, la Patronal ha sido puesto en entredicho y vigilada estrechamente, pero poco más. Tampoco es desdeñable el grado de combatividad mostrado y la importante solidaridad obtenida por los huelguistas desde Cádiz, Andalucía entera y otras partes del Estado.

Este 4 de Diciembre, día Nacional de Andalucía, puede ser un buen momento para acudir a los actos centrales convocados en la capital gaditana y de exigir la soberanía que como andaluces se nos niega y que nos obliga a aceptar acuerdos como el referido y que está impuesto por una legislación laboral hecha a medida desde Madrid para CCOO-UGT.

Para este 4 D hay que relanzar que la causa de Andalucía sea la causa de su clase obrera, para que ésta, a su vez, tenga como suya la causa de una Andalucía Libre y Soberana.

 

Metal Cádiz


pexels-photo-6927334.jpeg
Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Las empresas se niegan a subir el IPC.

En la huelga del Metal de Cádiz hemos vuelto a constatar cómo las empresas no son partidarias de aplicar las subidas reales del Índice de Precios al Consumo IPC), sino que optan siempre por las subidas fijas (y por debajo del índice), para seguir multiplicando sus beneficios.

Esa ha sido una de las principales claudicaciones de CCOO-UGT ene ste proceso de huelga.

Esto quiere decir que de momento, para no perder dinero, a todos los trabajadores del Metal de Cádiz les deberían haber subido el salario el salario de 2020 un 5% con efectos retroactivos desde el 1/1/21.

Si la subida se aplicara a partir del salario de años anteriores, también habría que incluir las subidas y bajadas anteriores del IPC histórico. Y eso, ni siquiera, sería realmente una subida salarial sino solo mantener los mismos salarios de antes

Como los precios seguirán subiendo, la subida tendría que ir acompañada de lo que se conoce técnicamente como una “cláusula de revisión salarial”. Esto significa que si al final de cada año el IPC real hubiera subido aún más que lo pactado, habría que volver a aplicar una subida y en los salarios, se tendrían que pagar la diferencia a comienzos del año siguiente. También se conoce como “paga de atrasos” o una de las formas de paga de atrasos.

El conflicto de la huelga del metal de Cádiz está principalmente en eso. La patronal lo que no quiere de ninguna manera el enjugar las diferencias de salarios y, para eso, ya están CCOO y UGT firmando lo que els pongan por delante.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s