pdi despacho

DERECHO A UN ESPACIO DE TRABAJO DIGNO Y ESTABLE

CONTRA EL DESALOJO INMINENTE DEL PERSONAL PDI DE FILOSOFÍA Y LETRAS

El Vicedecanato de Infraestructuras y Asuntos Económicos ha exigido a las compañeras y compañeros docentes e investigadores de la facultad de Filosofía y Letras que desalojen inmediatamente sus despachos. Han sido informados en pleno mes de julio y tras la crisis suscitada por la pandemia del COVID-19, que deben vaciar sus despachos del módulo externo de la Facultad debido a las próximas obras que pretenden acometerse para ampliar la biblioteca. Se les ha dado un plazo de poco más de una semana para ello, con la advertencia de que de no hacerlo personalmente se meterán sus pertenencias en cajas que se distribuirán por la sede principal del departamento. Superada la fase más extrema de la pandemia mundial que nos ha afectado a todas y todos, varios de estos docentes e investigadores se encuentran fuera de Granada, bien realizando trabajo de campo o bien en condiciones personales, familiares o de salud que imposibilitan poder desplazarse con tanta premura a cumplir con esta imposición. Además, el aviso no ha sido por los cauces normales, no por escrito, carta o email, sino mediante comunicación oral del Vicedecano de infraestructuras al director del departamento, quien se ha encargado de transmitir la información a los y las afectadas.

Desde la sección PDI del Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras consideramos que ni los cauces de comunicación han sido los oportunos, ni da lugar alguno el tono de la exigencia, ni los plazos se ajustan a la realidad del personal docente e investigador, y además se vulneran varios derechos. En primer lugar el derecho a un espacio de trabajo digno y estable al no ofrecer ninguna alternativa a medio o largo plazo más allá de la solución que se adopte en el departamento, con espacios ya muy saturados. En segundo lugar se vulnera la seguridad y preservación del material de investigación que pueda haber en estos despachos, en algunos casos delicados, lo que puede afectar a proyectos en curso. En tercer lugar se perjudican seriamente las garantías de confidencialidad y conservación del material de evaluación docente, exámenes y trabajos, que están custodiados en estos espacios.

La comunicación oral recibida por nuestros compañeros y compañeras no ha venido acompañada de ninguna oferta ni medida de solución alternativa, ni se garantiza la dignidad, la seguridad y la salubridad de los nuevos espacios de trabajo, máxime teniendo en cuenta las regulaciones emanadas de la propia Universidad en lo que a la salvaguarda de las distancias de seguridad sanitaria interpersonal se refiere. Compañeros y compañeras se van a quedar sin saber dónde podrán volver a desempeñar su trabajo a partir de septiembre, así como se van a ver afectados todos los alumnos y alumnas, sean de grado o posgrado incluyendo doctorandos, ya que no se sabe en qué condiciones quedarán los espacios de sus profesores y tutores.

Por todo ello, desde el SAT-PDI exigimos al Decanato de la Facultad de Filosofía y Letras que reconsidere las medidas adoptadas para este inminente desalojo, que se reúna con el personal afectado por esta decisión o con sus representantes, al menos virtualmente, y que pacte una reasignación de espacios de trabajo dignos con las garantías de seguridad, salubridad, privacidad y confidencialidad de trabajadores y estudiantes y de todos sus materiales docentes y de investigación.

lápiz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s