La Universidad despide a seis trabajadores cualificados para utilizar becarios y trabajadores con contratos precarios para el CAU (Centro de Atención al Usuario del Servicio Informático).

Hoy miércoles 1 de julio se consuma otro ejemplo más de la política de externalizaciones y precarización del empleo que lleva aplicando durante sus dos mandatos el equipo de gobierno de la rectora Pilar Aranda: todos los trabajadores del CAU van a ser despedidos para que su trabajo lo desempeñen a partir de ahora becarios sin derechos laborales y trabajadores con contratos precarios.

Los trabajadores y trabajadoras del Centro de Atención al Usuario (CAU) (el popular teléfono 36000, para averías y demás incidencias relacionadas con la red informática de la UGR) no podrán cumplir su decimosexto día en la Huelga Indefinida que se inició el pasado 15 de junio. Los empleados de este servicio -que hasta ahora era atendido por 6 trabajadores altamente cualificados- van a perder presumiblemente hoy sus empleos porque la Universidad ha cedido el servicio que desempeñaban a la empresa contratista de informática (GPIC) que ya ha anunciado que no va a subrogar sus contratos y que prescinde de los trabajadores para aumentar sus beneficios.

diverosos despidos

De esta manera, seis trabajadores formados en la Universidad Granadina y con titulaciones que alcanzan hasta los de Ingeniería Informática, van a ser sustituidos por becarios ( que desempeñaran el trabajo gratuitamente) y trabajadores con contratos precarios, sin titulación académica ni experiencia, de la que sí disponía el personal altamente cualificado que Pilar Aranda ha decidido despedir. Igualmente, junto con ellos, seis familias quedarán en igual situación de desamparo.

Todo este aberrante proceso se produce tras la intervención y asignación por parte de Francisco Cano – director del CSIRC – y la Gerente de la Universidad, que han pasado por alto las condiciones de la licitación para favorecer la elección de Ignacio Soto y su empresa de dudosa solvencia (GPIC) para que asalten el servicio de los profesionales del CAU.

Pese al silencio de muchos medios de información locales, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), su sección sindical y los propios trabajadores del CAU se ha venido desarrollando una lucha constante para la defensa de estos seis puestos de trabajo con concentraciones, acciones reivindicativas, etc. y para evitar una nueva externalización que ya afecta a la UGR en actividades tales como la limpieza, labores de vigilancia, personal de hostelería, etc.

Se da la circunstancia de que el pasado lunes, una delegación de los sindicatos SAT y CTI, el comité de Huelga y la diputada autonómica Ana Villaverde de Adelante Andalucía, mantuvieron una entrevista con Aranda y su gerente en la que pudieron constatar cómo la rectora y su equipo apuestan por una política de privatizaciones y subcontratación que “haga más rentable la UGR”, en palabras de la propia rectora.

Desde el SAT quiere ponerse en conocimiento de la opinión pública y de los granadinos y granadinas en general, que los trabajadores del CAU no han recibido carta de despido ni ninguna otra comunicación en la que se les indique que no deban incorporarse el 1 de julio a su puesto de trabajo. Circunstancia que hará que los trabajadores acudan mañana a sus puestos de trabajo para intentar evitar el despido salvaje que va a acometer el rectorado de la UGR en connivencia con el empresario sevillano Ignacio Soto.

IMG_20200701_091132

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s